Caprichos a los 103: una onza de chocolate y sesión de belleza

Victorina González celebró su cumpleaños en su casa de Leiro

Victorina
Victorina

o barco / la voz

Victorina González cumplió ayer 103 años y en su casa no faltó celebración. Es la casa de una mujer coqueta que no perdona su cita semanal con la peluquería, con la única licencia de que el servicio es a domicilio cuando hace mucho frío, y así evita salir. Si el tiempo acompaña, Victorina aprovecha las primeras horas de la tarde para salir a dar un paseo, es el acto central de una rutina diaria que comienza no muy temprano, a eso de las diez. Desayuno a base de pan, mermelada y cacao, sin olvidar la onza de chocolate. Después toca cuidarse la piel, la de la cara y el cuerpo. Se cuida, y se nota. No toma una sola pastilla, y lo único que se resiente un poco es el oído. Del resto, «está mellor ca min», dice su hija Carmen Montero, que vive con ella desde que la hija se jubiló. Después, Victorina se va a su cuarto a rezar. Siempre fue devota, y con la edad, todavía más. Tras la comida, una siesta y después el paseo o de nuevo a rezar. Y tras la cena, cita ante el televisor. Cuenta su hija que está enganchada a la telenovela La Mujer, y no se pierde un capítulo. Y eso que remata pasada la medianoche.

Victorina nació en As Regadas (Beade) y se mudó a Berán (Leiro) cuando se casó, con apenas 20 años. Tuvo siete hijos, de los que viven cinco. «O máis pequeno ten 68 e o máis vello, 80», cuenta Carmen. Están repartidos por el mundo: Alemania, Alicante, Madrid y Gerona; pero hubo reagrupación familiar cuando Victorina cumplió los 100. «Xuntamos 59 persoas de familia na festa», recuerda. Ayer el grupo era más reducido, como marcan los protocolos para frenar la pandemia.

No siempre ha vivido en Leiro. Victorina también estuvo en la emigración. Primero en Cataluña y después en Alemania. Regresó con 57, al quedarse viuda. Y nunca más se fue.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Caprichos a los 103: una onza de chocolate y sesión de belleza