Este año se come turrón artesano

En estas cinco confiterías ourensanas realizan sus propias versiones del dulce navideño

María del Mar se puso al frente de Arva hace apenas unas semanas
María del Mar se puso al frente de Arva hace apenas unas semanas

Ourense

Entre los postres navideños, no hay nada más tradicional que el turrón. Está el panetone, los roscones de Reyes, los polvorones y hasta el ponche de huevo, pero lo que no falta nunca en Navidad es este dulce con múltiples versiones. Lo hay de chocolate, de frutos secos y hasta de mazapán, pero también de licor café, de cava o de coco, entre muchos otros sabores. Aquí os proponemos cinco confiterías ourensanas que realizan sus propias versiones; todas ricas y artesanas. 

Arva

La pastelería lleva más de cuarenta años siendo emblema dulce del barrio de A Ponte. El mismo tiempo que hace que comenzó a producir sus propios turrones artesanales. María del Mar Maceiras fue empleada de la confitería durante quince años y desde principios de diciembre se puso al mando. «Estoy muy contenta y con muchas ganas de seguir para adelante con el negocio», dice. Entre su oferta navideña están los turrones trufados de una decena de sabores: whisky, licor café, crema de orujo, frutos secos... También están los de mazapán, de nata y nuez, de crema tostada, de Cádiz, de raja almendrada... Y, por supuesto, los de praliné; de piñones o de avellanas. 

El símbolo de la casa es también el de licor café. «Aunque le empieza a hacer la competencia el de crema de orujo», afirma María del Mar. Todos rondan los 13 euros de precio. Los preparan en bandejas surtidas, pensadas para compartir y probarlos todos. Y también se pueden comprar al peso. «Se corta la barra al momento según lo que cada cliente quiera llevarse», añade la repostera. En este 2020 han añadido un nuevo sabor pensando en los más pequeños de la casa, el de galletas y crocanti. «Teníamos a los niños un poco olvidados y los míos lo reclamaron así que nos animamos a hacerlo», termina. 

Martín Sousa es el actual repostero de la Milhojas
Martín Sousa es el actual repostero de la Milhojas

Milhojas

En la capital ourensana, una de las confiterías con más tradición es la Milhojas, en la rúa do Progreso. Allí todo se hace de forma artesanal, incluidos los turrones. «Elaboramos turrón desde que abrieron mis abuelos en 1953 pero desde hace veinte años añadimos también las versiones de chocolate», afirma Martín Sousa, repostero de la casa. Cada año amplían más sabores hasta el punto de que ahora ya tienen casi una decena. El de pistacho y frambuesa, el de licor de hierbas, el de cava, de cereales y frutos secos, de whisky, de barquillo, de cerveza artesana, de galleta y caramelo o de licor café. 

«Este 2020 sumamos el foguete que lleva Peta Zetas y esperamos que guste a todas las edades», bromea Martín. También el de pistacho y frambuesa y el de galleta y caramelo son novedad. El que más se vende es el de licor café. «Creo que porque es muy original y muy ourensano, tanto para comprar para casa como para regalar a alguien que está fuera», añade. Las tabletas de turrón de Milhojas cuestan 13 euros.

En la Miguel llevan casi cincuenta años preparando turrones artesanales por Navidad
En la Miguel llevan casi cincuenta años preparando turrones artesanales por Navidad

Miguel

«Una de nuestras grandes especialidades desde hace muchos años es el turrón de licor café con pasas maceradas», afirma María del Pilar Águila, propietaria de la confitería Miguel. Con la repostería empezó su padre hace más de sesenta años, aunque la Miguel que hoy conocemos, situada en la calle Bedoya, está a punto de cumplir 48. Además del de licor café, en esta pastelería ourensana realizan otra veintena de sabores. Proponen un montón de variedades de trufados y con mazapán, de chocolate con almendras o el clásico turrón duro y el blando, estilo Jijona. No falta el de piñones. Los venden en tableta pero también en bandejas con surtidos de distintos sabores. El precio ronda los 20 euros, por ejemplo, en una propuesta con siete pedazos diferentes. «Se hacen desde cuatro trocitos. Las barras son muy grandes y de esta forma es posible probar un poco de cada uno y de disfrutar de la variedad», termina la repostera.

Noelia sostiene varias propuestas de bandejas surtidas de turrones de Osi Gourmet
Noelia sostiene varias propuestas de bandejas surtidas de turrones de Osi Gourmet

Osi Gourmet

Aunque su obrador está en Allariz, las dos tiendas de Osi Gourmet están en Ourense. Una en la calle Ramón Cabanillas y la otra en Curros Enríquez. Iván Nieto y Noelia Garrido, marido y mujer, son la segunda generación de esta confitería, en donde se llevan elaborando turrones artesanos desde que abrió en 1991. Hacen su propia versión de todos los clásicos: del de almendras, de avellanas, de nueces, del Pan de Cádiz, del de mazapán con fruta escarchada o del de coco con naranja. También los hay trufados, de pistacho y, desde esta Navidad, de coco caramelizado. «Se nos ocurrió que sería una buena opción. Está riquísimo y la verdad es que a nuestros clientes les gusta encontrarse con propuestas nuevas», dice Iván. «Cada año probamos nuevas mezclas. A veces resultan, nos encantan y los ponemos a la venta. Y otras veces no nos convencen», admite el repostero. En Osi preparan bandejas con cortes surtidos de todos los sabores cuyo precio empieza en 5 euros. En el caso de los turrones trufados también se venden individualmente.

Los turrones de Fina Rei tienen forma de tronco y son trufados
Los turrones de Fina Rei tienen forma de tronco y son trufados

 Fina Rei

La repostería Fina Rei es alaricana. Aún así cuenta con una tienda también en la capital, en la rúa da Paz. Llevan 10 años preparando sus propios turrones y en su caso la principal peculiaridad es que todos son trufados y tienen forma de tronco. «Son muy melosos y nada duros», dice Marcos Mosquera, uno de los propietarios de la firma. Los hacen de naranja y canela, de café y dulce de leche, de almendrados de Allariz, de licor de hierbas, de cava y limón y de marrón glacé. Todos tienen un tamaño estándar y cuestan 16,90 euros. «É un produto que sae moitísimo durante o Nadal e onde sempre nos reclaman que fagamos novos sabores. Procuramos que todos os ingredientes sexan da nosa zona e crear tradición coas nosas propostas», amplía Miguel. Dice que los que más se venden son los de naranja y canela y almendrados, pero que la cosa cambia según el año. Ya están a la venta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Este año se come turrón artesano