Baltar evita «in extremis» que su gobierno pierda una votación

Caride se desmarcó en un punto y obligó al PP a cambiar de planes

Pleno telemático en la Diputación ourensana
Pleno telemático en la Diputación ourensana

Ourense

Pese a que no participó en el pleno por estar de baja maternal, la única diputada de Ciudadanos, Montse Lama, tuvo un protagonismo especial en la sesión de este viernes. Como ya hizo en la última ocasión, envió su voto por escrito para cada uno de los puntos del orden del día. Y, como viene siendo habitual en los últimos meses, Lama se alineó en casi todos ellos junto al gobierno del PP. Pero hubo una excepción que dejaba al díscolo de Democracia Ourensana, Miguel Caride, la responsabilidad de decantar la balanza a un lado o al otro y el diputado -que fue cesado por José Manuel Baltar como vicepresidente segundo tras se declarado formalmente como tránsfuga- estuvo a punto de dejar en minoría a un ejecutivo que está acostumbrado a imponer sin dificultad sus criterios.

Hasta llegar a ese debate, Caride coincidió con el PP en todas las votaciones (y fueron 16). Pero el punto 17 era especial. Era una moción del BNG para garantizar el funcionamiento separado de las unidades de lactantes y de escolares y preescolares del CHUO. El nacionalista Bernardo Varela expuso el asunto explicando la experiencia personal de la diputada de Ciudadanos, Montse Lama, cuando dio a luz a su hijo. Según dijo, el personal de enfermería era escaso y carecía de formación específica. Además se vivió una situación comprometida tras el ingreso de una embarazada con coronavirus.

La iniciativa del BNG reclamaba solucionar «de forma inmediata» la situación y el PP presentó una enmienda de sustitución que pretendía aplazar las medidas propuestas hasta que fuese posible desde el punto de vista técnico. Sin embargo, Miguel Caride avanzó que no apoyaría esa modificación y que votaría a favor de la moción original. Según explicó, tiene una «sensibilidade especial» sobre este tema porque su propio hijo pequeño estuvo 17 días ingresado por complicaciones posteriores al parto.

Dadas las circunstancias, el gobierno popular habría perdido la votación. Sin embargo, su portavoz en este asunto, el vicepresidente Rosendo Fernández, anunció en el último momento que retiraba su enmienda y aceptaba las propuestas de acuerdo del BNG. Explicó, no obstante, que esas demandas no se podrán cumplir «de forma inmediata», tal y como reclama la moción, pero el caso es que el texto salió aprobado por unanimidad. «Sabían que por primeira vez en moito tempo ían perder unha votación», dijo el socialista Ignacio Gómez aprovechando el turno de ruegos y preguntas. Según remarcó, Caride podría hacer perder la mayoría a Baltar. El presidente popular se preguntó entonces si el PSOE aceptaría «de bo grao» su apoyo, en referencia a la incoherencia que ello supondría teniendo en cuenta las críticas que los socialistas le lanzan por gobernar apoyado en un tránsfuga.

Otros asuntos

Durante el pleno, el gobierno sacó adelante sus planes de servicios sociales pese a las críticas de PSOE y BNG, que lamentaron una reducción en el presupuesto de dos de ellos mientras, en la misma sesión, se aprobó una aportación de 200.000 euros a Abanca para el Edificio Intelixente de la Finca Sevilla. Además se acordó por unanimidad una moción del BNG, enmendada por el PP, para apoyar al doctor Castrillo de Verín ante el expediente abierto contra él.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Baltar evita «in extremis» que su gobierno pierda una votación