Una rastreadora ourensana: «Mucha gente a la que llamábamos no contaba toda la verdad»

A veces, al otro lado del teléfono, había quien no quería perjudicar a posibles contactos de su entorno por su repercusión a escala laboral


Ourense / La Voz

Al otro lado del teléfono, al cargo del rastreo de contactos asociados a un caso de covid-19, puede estar un militar, algún trabajador de la Central de Seguimiento de Contactos del Sergas o miembros del personal sanitario. En mayo, cuando la Consellería de Sanidade activó este proceso de seguimiento, en Ourense hubo quien encontró un hueco para echar una mano durante la pandemia, como algunos estudiantes del MIR que a finales de enero, tras el examen, se vieron parados.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Una rastreadora ourensana: «Mucha gente a la que llamábamos no contaba toda la verdad»