La uci del CHUO registra el pico de pacientes críticos en esta segunda ola

María Cobas Vázquez
María Cobas O BARCO

OURENSE

En la uci-covid del CHUO hay 15 pacientes ingresados
En la uci-covid del CHUO hay 15 pacientes ingresados SERGAS

En un mes Ourense pasó de ser el área gallega con más casos a la de menos

09 nov 2020 . Actualizado a las 22:05 h.

El coronavirus ha puesto a 19 ourensanos en una situación crítica. Son los pacientes ingresados en la uci del CHUO. Esa cifra supone el pico máximo en esta segunda ola de la pandemia en el hospital público. Hubo un día que hubo más pacientes en cuidados intensivos, pero estaban repartidos entre el CHUO (18) y las clínicas privadas de Cosaga y El Carmen, con un ourensano en la uci cada una. Además, hay 88 personas ingresadas en planta covid: 71 en el CHUO, 7 en el comarcal de Valdeorras, 8 en el de Verín y 2 en Cosaga.

El pico de 20 entre los tres centros se produjo el 31 de octubre, entonces con 1.397 casos activos en la provincia. Hoy son muchos menos; pero en cambio hay un paciente más en la uci del CHUO de los que había aquel día. No es que haya habido un ingreso más, porque en los últimos días se han registrado altas en cuidados intensivos, sino porque sigue creciendo la presión asistencial. Ya lo decían el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y los miembros del comité clínico al anunciar las nuevas restricciones que mantienen cerrada la hostelería en 10 ayuntamientos de la provincia: los ingresos en uci se producen unos 15 días después de dar positivo. De ahí que aunque se esté doblegando la curva desde hace más de una semana, todavía se prevea que siga creciendo el número de hospitalizados tanto en planta como en la unidad de cuidados intensivos.

Ante esa eventualidad, en el CHUO se han habilitado nueve camas en un área quirúrgica, donde no se están realizando operaciones estos días.

Con la preocupación puesta en la uci, el dibujo general de la incidencia de la pandemia en la provincia señala que la evolución es positiva.

El 10 de octubre el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras tenía 1.474 casos activos y se convertía en el área gallega con mayor número de pacientes contagiados en esta segunda ola. El número siguió creciendo varios días más, hasta situar el pico en 1.610 (registrado el 17 de octubre). En el balance de hoy -que recoge los datos del domingo a las 18.00 horas- aparecían 1.035 casos activos en la provincia, una cifra ligeramente inferior a la registrada el 5 de octubre (1.037) entonces con la curva en ascenso continuo; y que sitúa a Ourense como el área con menor número de casos activos de Galicia.

Tres concellos en nivel 3 de alerta por el número de contagios

La mejoría en los datos llega después de un mes de fuertes restricciones en la provincia, con Ourense y Barbadás en cierre perimetral (desde el sábado extendido a Coles, Toén, Amoeiro, San Cibrao y O Pereiro de Aguiar), al igual que O Carballiño y Verín, y ahora también Xinzo de Limia. Mirando por ayuntamientos, en los contagios registrados en los últimos 7 días, solo están en nivel 3 de alerta la ciudad, Xinzo y Ribadavia.

En la ciudad de Ourense son 309 los casos activos -en el pico, el 13 de octubre, eran 572- de los cuales más de 120 se contagiaron en la última semana. Xinzo sumó en ese tiempo más de 21 nuevos positivos, hasta llegar a 51 -el pico se registró el viernes, con 55-. Ribadavia, por contra, se libra de restricciones específicas a pesar de tener 75 casos activos; porque la mayoría se concentran en el asilo Nosa Señora dos Anxos, con 32 mayores y 7 trabajadores contagiados, por lo que se entiende que el foco está controlado.

O Carballiño, Barbadás y Verín han conseguido bajar a nivel 2 al ralentizarse los contagios, entre 14 y 21 en la última semana. En O Carballiño hay 58 pacientes con coronavirus, lo que supone un 68 % menos de los 185 que se contabilizaban el 22 de octubre. Verín bajó el 48 % la afectación para quedarse en 48 casos (tenía 92 el pasado día 27). En Barbadás son 117 los casos activos, la mayoría adscritos a la residencia Os Miragres, donde están contagiados 77 usuarios y 37 trabajadores. En este caso el cierre perimetral se mantiene por el flujo continuo hacia la capital y el resto de ayuntamientos de la comarca, que también tienen la movilidad restringida.