Rubén Durán: «En todos los puestos tenemos competencia»

La Voz OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Santi M. Amil

El capitán de la UD Ourense tiró del equipo ante el Barco con entrega y lucha

03 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Los tres primeros puntos de la UD Ourense sumados el domingo ante el Centro de Deportes Barco eran lo que le faltaba al equipo, a juicio de Rubén Durán, pues «del juego no había queja». El jugador considera que los tres partidos disputados, ante Alondras, Arosa y CD Barco, han sido igualados y con pocas ocasiones de gol, salvo este último que estuvo «más abierto».

«Contra el Barco nos costó los diez o quince primeros minutos, esperábamos un equipo que no presionara tanto la salida de balón, pero una vez que se ajustó esa presión alta de ellos, se contrarrestó bastante bien», analiza Durán. Su actuación particular, con despliegue físico cuando los valdeorreses apretaban, fue también importante para el equipo. «Me estoy encontrando bien físicamente, después de tanto tiempo pensé que iba a estar peor, pero hicimos una buena pretemporada, con los partidos se va cogiendo ritmo y cada vez me estoy encontrando mejor. Por entrega y lucha no va a faltar, y por experiencia tengo que aportar a los jóvenes en lo que pueda ayudar», incide el jugador.

Con el inicio de la competición, sus buenas sensaciones sobre la plantilla unionista se están confirmando. Le está sorprendiendo, porque no lo conocía muy bien, el portero Dani Sampayo. «Tenemos dos buenos porteros, en todos los puestos hay competencia, mucha gente pidiendo sitio, lo que es bueno para el equipo y para el míster», observa Durán. A Gabi Sanín ya le conocía, y confirma que tiene buena compenetración con él, aunque cree que otros pueden entrar en esos puestos (Tiago, Manu o Viti). Lo importante, asegura, es que entre quien entre no se note y puedan desarrollar la idea de juego de «dominar a base de tener el balón, para lo cual hay que recuperarlo cuando no lo tienes. Hay que estar al 100 % en defensa y en ataque y que por entrega no te puedan echar nada en cara», esgrime también con dosis de su filosofía futbolística.