Se mantienen las restricciones en la provincia ante una curva en ascenso

Hay 1.423 casos activos, con 91 personas hospitalizadas y 16 en la uci

En O Barco siguen prohibidas las reuniones entre no convivientes
En O Barco siguen prohibidas las reuniones entre no convivientes

o barco / la voz

Los martes se reúne el comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia del coronavirus y señala las medidas restrictivas a seguir. No es una reunión cualquiera. Así se decide, martes a martes, si se cierra perimetralmente un ayuntamiento, si se prohíben las reuniones con no convivientes... o si se levantan esas medidas. Hoy era el día que el regidor de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, esperaba el sábado como un día para la alegría después de más de diez jornadas con la curva en bajada en la ciudad. Pero erró. La curva volvió a subir el domingo y el lunes, y aunque hoy marca un descenso, la ciudad sigue en nivel 3 de alerta, por sumar más de 120 contagios en los últimos siete días. Y eso en un contexto de la ciudad cerrada perimetralmente con Barbadás desde hace tres semanas (se cumplen mañana), así que las restricciones se mantienen. También en Barbadás, que además va disparado en el número de casos. Hay 127 contagios, en gran parte debido al brote en la residencia Nosa Señora dos Miragres, que suma ya 112 casos (76 usuarios y 36 trabajadores). En todo caso, la directora de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, explicó en rueda de prensa -junto al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y el comité clínico- que aunque las incidencias son altas, las medidas están surtiendo efecto y disminuyen las tasas de contagio (134,7 por cada 100.000 habitantes a 7 días; y 291,7 a 14). Comesaña, por su parte, dijo que la situación en la ciudad es «estable».

Es la imagen de la capital, en un contexto de subida a nivel provincial. Hay 1.423 casos activos. Ayer eran 1.390; lo que supone que ya van dos días consecutivos con la curva de nuevo señalando subida. Entre ambos balances se produjeron 38 altas, se detectaron 75 nuevos contagios y cuatro personas murieron tras no poder superar el coronavirus. Suben los casos activos y también la presión hospitalaria, con 91 personas en planta y 16 en la uci, que supone volver a registrar el pico de personas en cuidados intensivos en esta segunda ola de la pandemia (en la primera llegó a haber 23 pacientes críticos ingresados al mismo tiempo en el CHUO).

La situación en las comarcas

También sigue el cierre perimetral en O Carballiño, O Irixo y Boborás, después de que un brote iniciado en una fiesta de cumpleaños provocara decenas de contagios y la situación terminara por descontrolarse. Las últimas cifras señalan una evolución en positivo en la capital comarcal, con 157 casos actualmente (hace siete días eran 31 más). En O Irixo hay 4 casos y 25 en Boborás (el viernes eran 7 y 32, respectivamente). No muestra la tendencia decreciente de Ourense, pero parece que hay respuesta a las medidas y una cierta tendencia a la estabilización, explicó Parrondo.

Y continúa también el cierre de Verín, Vilardevós y Oímbra. No solo eso, además preocupa la situación de la comarca, porque las medidas no están dando el fruto esperado. Parrondo habló de cierta «estabilización» en los casos, pero reconoció que «no está respondiendo a las medidas como habíamos pensado». Hay 92 casos activos en la capital comarcal, el pico desde que están en marcha las restricciones. En Oímbra son 15 y en Vilardevós, 14.

En O Barco de Valdeorras se mantiene la prohibición de reunirse con gente con la que no se conviva. La curva vuelve a señalar bajada, con 49 casos activos, pero siguen notificándose contagios y la capital valdeorresa sigue en nivel 3 de alerta.

El comité clínico volverá a reunirse el viernes. ¿Se levantarán entonces las restricciones? Sin querer hacer predicciones, porque los datos se analizan a diario, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ni siquiera citó esa posibilidad en la rueda de prensa. Habló, en todo caso, de que podrían ampliarse las medidas restrictivas, aunque no hay -al menos de momento- ninguna localidad ourensana en esa situación.

Sigue creciendo el brote en la residencia de Barbadás y se detecta otro en Cea

El brote de la residencia Nuestra Señora dos Miragres de Barbadás sigue creciendo. Con la detección de 45 positivos, ya son 76 los usuarios contagiados, mientras que entre el personal hay 36 infectados. El pasado viernes no había ningún mayor contagiado, después de que el único positivo detectado en esta segunda ola recibiese el alta tras haberse curado.

El PSOE presentó varias iniciativas para que la Xunta dé información en el Parlamento sobre la situación de la residencia -gestionada por la Consellería de Política Social-. La diputada Marina Ortega pidió saber «se houbo medidas preventivas, e sobre todo medidas no incremento do persoal» tras el brote.

No es el único foco activo y en crecimiento en las residencias ourensanas. Siguen detectándose casos en el asilo Nosa Señora dos Anxos de Ribadavia, donde ya son 19 los usuarios y 4 los trabajadores infectados. Y además se ha conocido otro más en la residencia La Saleta de Cea. El domingo se supo que había un empleado contagiado por coronavirus; y ayer se conocía el positivo de cinco usuarios

Cinco fallecidos

Usuarios de residencias eran también los cuatro fallecidos con coronavirus registrados el lunes en la provincia. En el CHUO falleció un hombre de 84 procedente de Nosa Señora do Viso de Lobeira. También en el hospital estaba una mujer de 82 años, usuaria de Os Gozos, en cuyas instalaciones perecieron una mujer de 92 y un hombre de 87.

Este martes falleció en el CHUO un hombre de 77 años residente en Os Gozos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Se mantienen las restricciones en la provincia ante una curva en ascenso