La crisis aumenta el impago de alquileres de locales comerciales

Los propietarios empiezan a sufrir las consecuencias del parón económico


ourense / la voz

Ourense es, junto a Segovia, la capital española con menos denuncias por ocupación de viviendas o locales, según los últimos datos del Ministerio del Interior que aglutina informaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Sin embargo, la crisis económica, derivada de las restricciones impuestas por la evolución de la pandemia, ha tocado de lleno a la economía de muchos ourensanos y se empieza a evidenciar la dificultad de algunos arrendatarios para llegar a fin de mes, retrasando los pagos para poder hacer frente a otros gastos.

El sector inmobiliario ourensano ya nota las consecuencias con impagos de alquileres por parte de personas que en su día no tenían problemas. Esta situación se nota sobre todo en el sector de los bajos comerciales. Si en los primeros meses de la pandemia algunos propietarios llegaron a perdonar los alquileres, ocho meses después la situación también es insostenible para muchos de ellos que, aunque entienden la situación actual, no pueden asumir durante más tiempo los impagos, sobre todo si todavía están pagando hipotecas. «La situación es delicada, pero muchos propietarios también lo están pasando mal. Entienden que el inquilino no tiene mala voluntad y que priman otras cosas como el agua, la luz o los gastos de los niños... Es una situación complicada», afirman desde una empresa inmobiliaria.

 Situación preocupante

Preocupa, entre otros casos, el del centro comercial Ponte Vella, donde el simple pago de la comunidad ya supone un importante desembolso al que hay que unir la luz, el agua... además de la renta de los locales. «Estamos en una situación muy preocupante y lo peor es que no se ve que vaya a ir a mejor en los próximos meses. Los propietarios han perdonado, aplazado o cobrado la mitad de los alquileres durante meses, pero muchos no pueden hacer nada más. Hay que tener en cuenta que algunos compraron estos locales con sus ahorros, o están pagando todavía hipotecas para tener una jubilación digna y con el dinero que entra en casa no les llega. Este es el perfil tipo», explican desde otra empresa. Lo cierto es, según señalan desde el sector, que esta situación se agravará con el tiempo si el comercio siguen sufriendo las restricciones y se paraliza la economía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La crisis aumenta el impago de alquileres de locales comerciales