El Envialia pasa del encierro a su estreno del curso en Canarias

Un positivo había frenado la pretemporada ourensana


OURENSE

Vivir al día. Es el ritmo de la pandemia y también se puede trasladar la máxima al mundo del deporte, aún teniendo en cuenta que unos son más castigados que otros en estos primeros meses de competición.

En el caso del fútbol sala femenino, un Ourense Envialia que se reforzó para mejorar incluso la gran campaña 19/20, se ha visto atascado en la línea de salida, debido a un positivo por covid-19 en su plantilla. Las recomendaciones sanitarias hicieron que jugadoras y cuerpo técnico se confinaran nuevamente durante once días. El pasado lunes retomaron los entrenamientos, tras confirmar negativos en todas las pruebas realizadas, y ya miran a un futuro inmediato que les llevará a Canarias para medirse al Telde, mañana mismo.

«No podemos pensar mucho más allá de cada día. En cada comunidad las normas son distintas. Y me refiero a detalles como si utilizaremos o no los vestuarios. En Galicia solo lo hacen los equipos visitantes y eso ya te cambia la rutina», comentaba Gonzalo Iglesias Morenín, que ya vio como se modificaban los horarios del viaje, después de que su propio club advirtiera que llegaban muy justos a las islas, donde el partido se iniciará a las 15.30 horas, momento poco habitual para jugar en la máxima categoría.

El técnico se imaginaba algo así para este curso: «La pandemia nos cogió por sorpresa a todos y no es fácil organizar, pero lo que más me sorprende es esta indecisión en la que vivimos en muchos aspectos. Quizás sería mejor retrasar el inicio de la Liga, sobre todo cuando ves que ya se suspendieron cuatro partidos en la primera jornada. Además, todavía hay muchas dudas».

Gonzalo admitía que en situaciones como la actual todos deben reinventarse: «Nos tendremos que acostumbrar, es lo que nos toca a todos. Ya habíamos realizado menos sesiones de trabajo que otros rivales y supongo que el Telde ha estado entrenándose estos días, mientras que nuestras jugadoras estaban confinadas haciendo trabajo individual. Está claro que jugar el partido ante el Poio en la Copa Galicia y Amarelle en la primera jornada nos hubiera servido para avanzar en nuestra preparación, pero tienes que quedarte con lo bueno y, en el aspecto psicológico, seremos un equipo con muchas ganas de volver a jugar y muy motivado por el inicio de la temporada».

Por otra parte, Iglesias Alonso confía en que la cuota de adversidades del Envialia se frene ahí y se nivele con los problemas que otros equipos irán acumulando a lo largo del torneo: «Algunos rivales no pararon aún, pero puede sucederles algo similar en cualquier momento. Es lo que toca, adaptarnos a lo que suceda».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Envialia pasa del encierro a su estreno del curso en Canarias