Cinco años para chuparse los dedos

La bocatería y hamburguesería Km-0 cumple su primer lustro


Ourense

Hace cinco años nació en la capital la bocatería Km-0. El local abrió sus puertas exactamente el 12 de octubre del 2015 en As Mercedes. Aunque las restricciones hagan que no sea el mejor momento para ningún ourensano que esté detrás de un negocio de hostelería, los propietarios de Km-0 no han querido dejar pasar el aniversario de su proyecto para festejarlo con todos sus clientes. Se trata de una celebración virtual y a través de un sorteo, claro. Un televisor y cinco suculentas cenas en su establecimiento, esos son los premios.

A la vuelta de su luna de miel, Roberto González y Amalia Vidal pasaron unos días en Madrid. Mientras probaban los tan conocidos bocatas de calamares en la Plaza Mayor de la capital, los dos pensaron que por qué no galleguizar la propuesta. «Así fue. Ambos estábamos sin trabajo y nada más llegar nos lanzamos a la aventura. El propio nombre viene de ahí, nos sacamos la típica foto en el Km-0 y ahí tomamos la decisión. No podía ser otro», dice Amalia. «Y con nuestro lema, ‘Tu punto de salida', queríamos relacionarnos con la ciudad. Al estar a la entrada de la zona de vinos, que los ourensanos empezasen las noches de fiesta cenando en nuestra casa», apunta Roberto. La cosa salió bien. Los clientes no han dejado de crecer y de fidelizarse en estos cinco años. Y es que los bocadillos de moruno, de criollo con queso del país, de huevos fritos con chorizo o de lacón con grelos nunca fallan. También triunfan sus hamburguesas, con ternera gallega y pan casero. «Creo que quizá la clave está en que intentamos reinventarnos constantemente», dice Amalia. Lo hacen añadiendo propuestas de bocadillos con alimentos de temporada. Ahora están con el de pulpo á feira y queso de tetilla. «Durante el confinamiento, para mantener el contacto con los clientes, les propusimos que nos sugiriesen ideas a través de nuestro Facebook. La más votada, la realizaríamos», explica Roberto. Ganó la de Josu Gutiérrez.

Si echan la vista atrás, solo recuerdan momentos buenos en Km-0. «Me siento muy orgullosa de lo que hemos conseguido, ahora más que nunca», dice Amalia. «Tanto el ver cada día caras nuevas, como contar con nuestros clientes de siempre, nos hace muy felices. Su apoyo nos está ayudando mucho», termina Roberto. Por muchos años más de comer con las manos y chuparse los dedos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cinco años para chuparse los dedos