Jácome trata de arrancar su gobierno a tres

La oposición pone en duda la capacidad del ejecutivo en minoría para gestionar la ciudad

Gonzalo Pérez Jácome, Armando Ojea y Telmo Ucha, en una reunión de la Junta de Gobierno Local, que componen los tres
Gonzalo Pérez Jácome, Armando Ojea y Telmo Ucha, en una reunión de la Junta de Gobierno Local, que componen los tres

Ourense

Mientras las negociaciones de una posible moción de censura no han hecho más que empezar y se desarrollan, por ahora, de forma discreta, Gonzalo Pérez Jácome está centrado en poner en marcha su nueva etapa al frente del Concello de Ourense, ahora con un gobierno a tres. El ejecutivo -en el que, además de Jácome, están solo Armando Ojea y Telmo Ucha- celebró este miércoles una reunión de la Junta de Gobierno Local. La sesión sirvió, entre otras cosas, para informar de la reciente delegación de competencias que reparte decenas de responsabilidades a los tres citados concejales. Además, se desbloquearon quince licencias urbanísticas y diversos trámites en materia de comercio o contratación.

La oposición, sin embargo, pone en duda la capacidad del gobierno de Jácome para gestionar la ciudad de este modo. El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, dijo durante una visita a la provincia que los líderes autonómicos del PP deberían «poñerse ao lado do alcalde que colocaron na cidade de Ourense, de Jácome, para explicar a maior crise municipal que hai en calquera cidade de España nestes momentos». Además, el portavoz municipal del BNG, Luis Seara, denunció la «pasividade e inacción do goberno municipal», algo especialmente inoportuno en el contexto actual, remarcó: «A nós preocúpanos que esta situación de desgoberno tamén teña incidencia nunha situación de pandemia».

GONZALO PÉREZ JÁCOME, ALCALDE

Con diferencia, el que más competencias asume

Si reprodujésemos textualmente el decreto de reparto de competencias, salta a la vista que quien más asume es el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome. Sus atribuciones ocupan más de 6.000 caracteres. Tiene en sus manos, por ejemplo, la concejalía de Infraestructuras y se tendrá que encargar de la devolución de las fianzas a los contratistas, de la aprobación de proyectos de obras y de la imposición de sanciones, así como de la concesión de licencias. En materia de Medio Ambiente, destaca la aplicación de la ordenanza contra incendios de limpieza de solares y sus correspondientes multas, así como los procedimientos de disciplina ambiental.

Son especialmente exhaustivas las competencias del área de Urbanismo: tramitación, concesión o revocación de licencias de obras, de primera ocupación, para instalación de carteles publicitarios, para la ocupación de la vía pública (grúas, contenedores de obras, etcétera), las de apertura de cualquier actividad o incluso las de los rótulos de los establecimientos comerciales. También es el encargado de firmar convenios para la ejecución de obras de urbanización y de la gestión de los expedientes de expropiación. Con respecto al área de Patrimonio, es responsabilidad de Jácome la incoación y tramitación de expedientes administrativos de investigación, deslinde, recuperación de oficio y desalojo de bienes de titularidad municipal y la gestión de los expedientes de responsabilidad patrimonial (como, por ejemplo, las reclamaciones que los ciudadanos hacen por caídas en la vía pública).

En materia de Cultura, el alcalde será el que dé el visto bueno a los contratos artísticos para la celebración de espectáculos y quien deberá autorizar o no las actividades culturales organizadas por otras entidades y también asumirá los permisos para la instalación de barracas, atracciones de feria, casetas y puestos de venta ambulante en las fiestas. Además, tendrá que firmar las autorizaciones para el uso del Auditorio y de los espacios expositivos municipales. A esas áreas hay que añadir la de Perímetro Rural (que incluye la concesión de licencias y la aprobación determinados proyectos de obras) y la de Deportes.

ARMANDO OJEA BOUZO, TENIENTE DE ALCALDE

De actor secundario a protagonista en el gobierno

Tras la crisis, Armando Ojea ha tenido que asumir la portavocía de Democracia Ourensana y la tenencia de alcaldía. Conserva, además, sus competencias en materia de Recursos Humanos. Es decir, se encarga de todo lo que tiene que ver con el personal, la gestión de anticipos, despidos, aprobación de bases de convocatorias para la selección de personal, régimen disciplinario, etcétera. Pero, además, la escasez de efectivos en el gobierno, le ha obligado a asumir otras áreas. Una de ellas es la de Hacienda. Será su responsabilidad el reconocimiento de obligaciones, la aprobación de liquidaciones y padrones de impuestos, la revisión de precios públicos y tasas, los pagos a las empresas concesionarias, la colocación de excedentes de tesorería, la devolución de ingresos de carácter no tributario, la aprobación de las cuentas justificativas de las subvenciones concedidas o la aceptación de las cesiones a título gratuito de inmuebles o derechos.

Se encargará también de Contratación, con la designación del personal responsable de la negociación de los contratos negociados sin publicidad así como de la ejecución de los contratos (salvo los que correspondan a otras concejalías). A ello, Ojea añadirá responsabilidades en materia de Educación que pasan básicamente por la organización de actividades para la comunidad escolar como la Universidade Popular, el Aula da Natureza, la Escola de Artes Escénicas, la Escola Municipal de Idiomas y las bibliotecas municipales. También le corresponde la limpieza de los centros educativos y el mantenimiento y el servicio de conserjería en los colegios. Finalmente, Ojea se encargará del área de Promoción Económica, asumiendo, por ejemplo, la aprobación de los listados de admitidos y excluidos para el Centro de Iniciativas Empresariais.

Armando Ojea, que había tenido un papel secundario hasta ahora en el gobierno municipal, se verá obligado, por lo tanto, ha asumir un mayor protagonismo. Tendrá para ello más tiempo gracias a su reciente destitución como vicepresidente segundo de la Diputación. José Manuel Baltar lo cesó por votar en contra de los presupuestos de la institución para el año 2021.

TELMO UCHA ÁLVAREZ, CONCEJAL NO ADSCRITO

Bautizo de fuego para el recién llegado al Concello

No han pasado ni siquiera diez días desde su incorporación al Concello de Ourense y Telmo Ucha, que hasta ahora era asesor al servicio de Democracia Ourensana, ha tenido que asumir siete áreas de gestión. Una de las más exigentes es la de Asuntos Sociales, con competencias como la tramitación de tarjetas de aparcamiento para personas con discapacidad, la concesión de ayudas económicas o la gestión de servicios tan sensibles como la ayuda en el hogar, la teleasistencia domiciliaria, el centro de día o el Fogar do Transeúnte, así como los centros cívicos. Por otra parte, en materia de Salud son su responsabilidad las licencias para la tenencia de animales potencialmente peligrosos o los cementerios (y, por lo tanto, todos los trámites relacionados con los derechos funerarios, incluso la grabación de lápidas). Otra de las concejalías al cargo de Ucha será la de Participación Ciudadana, Juventud, Turismo y Termalismo. Se encargará, en consecuencia, de la relación con las asociaciones vecinales, de la Casa da Mocidade, de las actividades de promoción turística de la ciudad y de las instalaciones termales públicas existentes, que ahora mismo están cerradas (salvo la concesión de Outariz) por el coronavirus. La gestión política de la Policía Local y el servicio de bomberos centrará su actividad como edil de Seguridad Ciudadana. En el área de Transporte y Movilidad, coordinará el servicio de autobús urbano (pendiente de licitación) y el plan de peatonalizaciones. Además, asumirá la Concejalía de Servicios Generales, Transparencia y Sistemas de Información, que se encarga del día a día interno del Ayuntamiento.

Una de las áreas más exigentes de las que tiene que asumir Ucha es la de Comercio. Pasarán por él las autorizaciones para la ocupación de vías públicas, todo lo relacionado con la instalación de terrazas y cualquier otro elemento de uso hostelero, la gestión de la publicidad en los mupis, los permisos de venta ambulante y las sanciones correspondientes y la concesión de puestos en las plazas de abastos. En este sentido, hay que recordar que sigue cerrada la de A Ponte, que Jácome había prometido abrir en noventa días.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Jácome trata de arrancar su gobierno a tres