«Ser gandeiro no Xurés é moi difícil. Todo son obstáculos»

Unións Agrarias urge un plan estratégico de la gestión del territorio y alerta del abandono de la masa forestal y de las explotaciones agrarias

Desolación en los montes del Xurés tras la ola incendiaria de este mes
Desolación en los montes del Xurés tras la ola incendiaria de este mes

Ourense

Con las llamas que asolaron más de 8.000 hectáreas en la provincia de Ourense todavía en la retina de los vecinos afectados, Unións Agrarias puso sobre la mesa el reto que tiene por delante el sector primario ourensano: un plan estratégico de la gestión del territorio. Para justificar la urgencia de la medida, el sindicato apuntó a cifras que hablan por si solas del cada vez más preocupante abandono del monte en la provincia.

En lo que se refiere a la masa forestal, Unións Agrarias señaló que en la provincia hay unas 500.000 hectáreas de superficie, de las que 320.000 son arboladas. Sin embargo, solo están en producción unas 60.000 hectáreas. De hecho, Xacobo Feijoo, responsable de Desenvolvemento Rural de UU. AA., destacó que la provincia acumula el 28 % de la superficie forestal gallega, pero que su producción real se rebaja hasta el 5 %. En el terreno de la agricultura, las cifras no son mucho mejores. Solo se explotan 68.000 hectáreas, de las 250.000 que estarían disponibles. En Ourense hay en la actualidad apenas un millar de explotaciones de carne. «Un incendio pode recorrer 10 ou 15 kilómetros sen dificultades polo abandono e pola ausencia de cortalumes naturais. Se segue este declive vai suceder algo similar ao que pasou en Portugal no 2017», señaló Xacobo Feijoo.

Una de las zonas más castigadas fue la del parque natural del Xurés, cuya gestión está en el punto de mira del sector primario. «Ser gandeiro no Xurés é moi difícil. Todo son obstáculos», señaló Xosé Ramón González, responsable de Agricultura e Gandería Extensiva de Unións Agrarias. Desde el sindicato se instó a que se pongan encima de la mesa las "regras de xogo" en la zona para evitar que avance el abandono y se convierta el paraje en caldo de cultivo de los incendiarios. 

Desde Unións Agrarias se considera básico realizar un cambio de modelo y dejar de centrarse en la extinción. Xosé Ramón González puso como ejemplo el coste económico de esta última ola de fuegos, que cifró en 3,5 millones de euros para sofocar las llamas de unas 8.000 hectáreas. «Gástanse uns 470 euros por cada hectárea. Os agricultores reciben en Ourense uns cinco millóns de euros. Non fai falta que digamos a diferenza entre o que supón para o monte invertir en apagar un lume ou en xerar riqueza», señaló.

PSOE y BNG piden planes de recuperación

La gestión de los montes ourensanos está en el centro del debate político desde que la ola incendiaria calcinara unas 9.000 hectáreas en la provincia de Ourense. Este jueves PSOE y BNG coincidieron en reclamar planes de recuperación para las zonas afectadas. Los socialistas pidieron a la Xunta políticas de prevención de fuegos y denunció, a mayores, el abandono del parque natural del Xurés. «Os lumes continuados nese espazo amosan a falta de medios, persoal e desleixo absoluto durante anos por parte do goberno popular», explicó la diputada del PSOE, Carmen Rodríguez Dacosta. La socialista recordó que desde el año 2016, cuando 3.000 hectáreas fueron arrasadas por un incendio en Entrimo, los fuegos se vienen repitiendo de manera sistemática en la zona sin que se hayan tomado medidas. Rodríguez Dacosta quiso recordar en el Parlamento «o drama vivido polos veciños de Ourense nos últimos días» cuando se quemaron unas 9.000 hectáreas.

El BNG, por su parte, propuso planes de recuperación de las zonas quemadas y exigió que se reforzasen las brigadas de prevención e investigación de los fuegos. La portavoz nacional, Ana Pontón, participó en un encuentro en Vilar de Barrio con alcaldes y responsables municipales de la zona sur de Ourense que se vieron afectados por la ola incendiaria. Pontón exigió a Feijoo que cambiase «décadas de abandono do rural e unha política forestal errada que converte o monte nun polvorín». Apuntó, además, que el primer paso para variar la situación es que el PP reconozca «o fracaso da súa política forestal para mudala por unha máis eficaz».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Ser gandeiro no Xurés é moi difícil. Todo son obstáculos»