Jácome demora la nueva estructura del gobierno y pondrá sueldo a Ojea

Un día después de la ruptura, Baltar dio un salario a Pumar en la Diputación

Ojea acompañó a Jácome a la inauguración de una exposición en lugar de participar en la Junta de Gobierno de la Diputación
Ojea acompañó a Jácome a la inauguración de una exposición en lugar de participar en la Junta de Gobierno de la Diputación

Ourense

La crisis del gobierno municipal del Concello de Ourense entró en un punto de no retorno el pasado día 8. Desde entonces, Gonzalo Pérez Jácome se ha quedado al frente del ejecutivo local con el único apoyo de su número dos, Armando Ojea. Este lunes día 14, la imprescindible reestructuración del gobierno seguía sin concretarse. Según aseguró el regidor, está trabajando en ello y a lo largo de esta semana se harán públicos los detalles.

Lo que sí tiene claro Jácome es que Ojea debe ocupar un papel fundamental en el ejecutivo. Ya lo ha nombrado teniente de alcalde y, según figura en los presupuestos municipales, a ese cargo le corresponde un sueldo de 58.435,72 euros brutos anuales. Es lo que cobraba el popular Jorge Pumar hasta que el PP rompió con Democracia Ourensana y es lo que ingresará Ojea cuando deje la vicepresidencia segunda de la Diputación (donde hasta ahora ha disfrutado de un salario de exactamente la misma cuantía, 58.435,72 euros).

Según Jácome, su número dos dejará ese puesto en la institución provincial en los próximos días. «Esta semana tomaremos la decisión. Seguramente, a lo mejor, mañana o pasado, ya que es teniente de alcalde y los dos cargos no se pueden mantener. Ahora mismo, provisionalmente, sí, pero no se puede mantener mucho más tiempo. Son cargos incompatibles en lo que es la remuneración», explicó el alcalde ourensano.

Jácome se adelanta, de este modo, al más que probable cese de Ojea. José Manuel Baltar explicó que prescindirá de él como vicepresidente segundo si vota en contra de los presupuestos de la Diputación, que serán debatidos el próximo día 25. De hecho, el alcalde insistió este lunes en que el pacto con el PP está roto, por lo que su número dos no apoyará el documento presupuestario. De hecho, Ojea ya no participó este lunes en la reunión de la Junta de Gobierno de la institución provincial, de la que forma parte. En su lugar, acompañó a Jácome en su visita a una exposición en la calle del Paseo.

Cobijo para el exteniente

Quien sí participó en la Junta de Gobierno fue Jorge Pumar Tesouro. Cuando el PP anunció la suspensión temporal del pacto con DO en el Concello de Ourense, el concejal popular perdió su condición de teniente de alcalde. Dejó de ingresar, por lo tanto, el sueldo que tenía asignado por ello, los citados 58.435,72 euros brutos anuales. Así aparece reflejado en el decreto firmado por el alcalde el 9 de septiembre. Al día siguiente, 10 de septiembre, empezó a cobrar en la Diputación de Ourense, que acordó al inicio del mandato que el grupo popular tendría tres dedicaciones, pero solo ocupó dos. Cobrará 48.000 euros brutos. Cabe recordar que al inicio del mandato Pumar ya tuvo sueldo en la institución provincial, aunque solo durante un breve período de tiempo, hasta que se aprobó el reparto de salarios en el Concello.

Podemos también pide la dimisión del alcalde ourensano

También los partidos que carecen de representación en el Concello de Ourense se han posicionado en los últimos días en relación a la crisis del gobierno municipal. Este lunes se ha pronunciado Podemos con un comunicado en el que reclama la dimisión del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, «a fin de procurar unha fórmula de consenso que permita sacar adiante a unha cidade que está a padecer as consecuencias dun delirio político público protagonizado por Jácome, amparado e acubillado ata hai días polo PP».

Los críticos de DO, que son mayoría en el grupo, piden al secretario que restituya a Caride como portavoz municipal

La situación del Concello de Ourense es tan extraordinaria que se podría dar el caso de que Gonzalo Pérez Jácome logre resistir como alcalde, pero que sea incapaz de designar al portavoz de su propio partido. Ese cargo lo ocupaba Miguel Caride hasta que fue relevado por alinearse con los díscolos. Ese acuerdo fue tomado cuando Jácome aún tenía la mayoría de su propio grupo, pero la ha perdido y ahora los críticos quieren reponer a Caride en la portavocía.

Así lo exponen en un escrito dirigido al secretario del pleno. El documento lo firman María Teresa Rodríguez Garrido, Manuel Álvarez, María del Mar Fernández Dibuja y el propio Caride, es decir, cuatro de los seis concejales de Democracia Ourensana. Cabe recordar, en este sentido, el ejemplo del PSOE en la Diputación en el año 2016. Pese a que la mayoría de la ejecutiva provincial del partido se oponía al relevo del portavoz socialista, Ignacio Gómez, lo cierto es que en el grupo provincial sí eran más los que estaban a favor de sustituirlo, de modo que el cambio se consumó sin problemas por mucho que Gómez tratase de evitarlo.

Y es que, según dice la ley y argumentan ahora los críticos, la designación y revocación de la portavocía de los grupos políticos corresponde exclusivamente a sus miembros «mediante acuerdo mayoritario». Los díscolos piden, por lo tanto, dejar sin efecto la destitución de Miguel Caride y el consiguiente nombramiento de Armando Ojea como portavoz de DO. También reclaman que se publiquen las cuentas del partido y se suspendan cautelarmente las asignaciones de dinero público que recibe. «No nos consta que las mismas se estén destinando a fines municipales relacionados con el funcionamiento del grupo», argumenta el escrito, que recuerda que Jácome gestionaba las cuentas «de forma exclusiva y excluyente».

Asesores y negativa de Jácome

Los críticos también reclaman que se deje sin efecto el cese de tres asesores de DO en represalia por la ruptura interna. Se trata de Víctor Rodríguez, José Manuel Palacios y Bruno Blanco Tourón, todos ellos vinculados a la formación. Precisamente, el alcalde anunció este lunes que mantendrá entre el personal eventual a los trabajadores que prestaban servicio a sus exsocios del PP. Según dijo, seguirán en sus puestos esta semana para que terminen los trabajos que estaban desarrollando.

Sobre la representatividad dentro de Democracia Ourensana, Jácome dijo a los medios que «DO es un partido político y ellos ya no están en ese partido político». Dijo que la línea del partido «no la va a marcar una persona que es un díscolo» y se preguntó por qué los críticos aún no se han pasado al grupo de no adscritos. «Todo el mundo sabe que la gente votó una lista encabezada por mí», añadió el regidor ourensano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jácome demora la nueva estructura del gobierno y pondrá sueldo a Ojea