Una inversión de 22 millones acerca el polígono de San Cibrao a la A-52

El acceso al área industrial, de 4,9 kilómetros, está operativo desde el viernes

;
Así es en vista aérea el nuevo enlace del poligono de San Cibrao con la A-52 El trazado, de casi cinco kilómetros, entró en funcionamiento este viernes

ourense / la voz

La provincia de Ourense ya puede tachar una de sus demandas históricas de infraestructuras. Desde este viernes a las 14.30 horas ?un poco antes de lo previsto inicialmente por la Consellería de Infraestruturas- ya circulan vehículos y camiones por el enlace que conecta la autovía de las Rías Baixas (A-52) con el polígono de San Cibrao das Viñas. Para que esos primeros movimientos fuesen una realidad, por el camino quedaron años y años de reivindicaciones desde la patronal de los empresarios de San Cibrao. A la inauguración oficial de este tramo de 4,9 kilómetros de longitud acudió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que acompañado de autoridades locales, provinciales y empresariales, destacó que se trata de una obra «estratéxica» para el gran pulmón empresarial de Ourense.

Las principales cifras de este enlace apuntan a una inversión de casi 22 millones de euros, cofinanciados con Fondos Feder 2014-2020, y que servirá para reducir en un 60 % el recorrido necesario para conectar a las empresas del principal polígono de Ourense con la A-52. Será, en palabras de Feijoo, una conexión «rápida, cómoda e directa» que, matizó, no era la solución más sencilla ni económica. «Apostamos polo proxecto máis ambicioso», destacó al tiempo que apuntaba a una inversión de cinco millones de euros por kilómetro.

La obra fue ejecutada por la empresa ourensana Copasa, cuyo presidente José Luis Suárez también estuvo presente en la inauguración. El vial arranca desde la A-52 con una rotonda de grandes dimensiones que sirve además de hilo conductor hacia la autovía de Celanova (AG-31). En su recorrido hacia San Cibrao fue necesaria la construcción de cuatro pasos inferiores y uno superior. Entre todos los hitos arquitectónicos, destaca un viaducto de casi 500 metros de longitud, que se encuentra ya en las inmediaciones de la N-525. En ese enlace se construyó otra rotonda, de menor tamaño y que cuenta con un diseño que rinde homenaje al municipio de San Cibrao das Viñas. Tiene iluminación nocturna.

La velocidad en este tramo está limitada a 90 kilómetros. Es de doble sentido de circulación y cuenta en aproximadamente el 40 % del recorrido en sentido ascendente con un tercer carril para facilitar los adelantamientos, toda vez que se trata de una vía por la que circularán en gran medida vehículos pesados para dar servicio a las empresas del polígono de San Cibrao das Viñas.

Conexión con Celanova

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, destacó que la apertura de este enlace supondrá un «antes e un despois para o polígono de San Cibrao». En el turno de intervenciones también tomó la palabra el alcalde de San Cibrao das Viñas, Manuel Pedro Fernández: «Este enlace facilitará a entrada de mercancías e tamén servirá para conectar coa comarca de Celanova». En representación de los empresarios de San Cibrao das Viñas, participó uno de sus vicepresidentes, José Luis Rey Rodríguez que leyó unas palabras remitidas por el presidente, José Antonio Rodríguez Araújo, que estuvo ausente por motivos de salud. «É un vial imprescindible para o desenrolo comercial e empresarial de San Cibrao», dijo en su nombre José Luis Rey.

Al tiempo que en su intervención recordaba a todos los dirigentes empresariales que habían puesto su empeño en que el acceso al polígono desde la A-52, el representante empresarial ya ponía deberes a la Xunta: «Con ambición e humildade seguiremos loitando para lograr os nosos obxectivos, como é esa ampliación ata o Parque Tecnolóxico de Galicia».

Feijoo pide lealtad al Gobierno y que acelere la llegada del AVE y de dos autovías

A la vez que el presidente de la Xunta recibía los deberes que le lanzaban desde los empresarios de San Cibrao, Alberto Núñez Feijoo también aprovechó su intervención en la inauguración del acceso entre la A-52 y el área industrial para pedirle al Gobierno central «lealtade» y que acelerará las infraestructuras que están pendientes en la provincia ourensana. «Somos conscientes da situación excepcional que vivimos, pero é o momento de retomar os retrasos de infraestructuras moi necesarias para a provincia de Ourense». En concreto, el presidente autonómico hizo referencia a la necesidad de que cristalice de manera definitiva la llegada de la línea de alta velocidad que conectará Ourense con Madrid; a la licitación de las obras del primer tramo de la variante de Ourense, entre Eirasvedras y Quintela; a la conexión de Ourense y Lugo a través de la A-56 y al primer tramo de la autovía que debe unir Valdeorras con la meseta y el resto de Galicia (A-76).

En otoño, la ampliación

Feijoo se comprometió a que en otoño se firmará el acuerdo que permitirá ampliar el polígono, con el trasvase de terrenos de la Tecnópole. También destacó que las obras de la intermodal avanzan a buen ritmo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una inversión de 22 millones acerca el polígono de San Cibrao a la A-52