Los díscolos de DO ya votan junto al Partido Popular y Jácome, en su contra

El alcalde acusó a su exportavoz de tratar de boicotear el pleno

Miguel Caride, exportavoz de DO, y su sustituto, Armando Ojea
Miguel Caride, exportavoz de DO, y su sustituto, Armando Ojea

ourense / la voz

La tensión entre los díscolos de Democracia Ourensana y el líder del partido fue evidente durante el pleno que este viernes celebró el Concello de Ourense, el primero tras estallar la crisis en el gobierno local. Nada más empezar, justo antes de que se tomase conocimiento de la dimisión de Mario González, el alcalde ourensano, Gonzalo Pérez Jácome, tomó la palabra. Lo hizo para afirmar que el exportavoz de Democracia Ourensana, Miguel Caride, había intentado boicotear la sesión. Según aseguró, se había puesto en contacto con miembros de otros partidos para tratar de consensuar la ausencia de toda la oposición.

De este modo, no se podría ratificar la dimisión de González ni activar su relevo, algo que es fundamental para el alcalde ya que la persona que entrará en la corporación -Telmo Ucha- sí le es completamente fiel. Además, de ese modo contaría ya con tres personas (incluido él mismo) en el ejecutivo, el número mínimo para poder celebrar las reuniones de la Junta de Gobierno Local, que han quedado suspendidas por falta de cuórum. Ese intento de boicot fue ratificado por el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, que aseguró contar con pruebas de ello. Caride dijo, por su parte, que no fue «instigador de nada», pero reconoció que se barajó la «posibilidade de visualizar o que está ocorrendo non vindo ao pleno».

La sesión fue muy tensa, con continuas alusiones de Jácome a sus ya excompañeros, a los que se refería continuamente como «traidores» y a los que llamó al orden en varias ocasiones cuando trataban de intervenir. Se refirió a la concejala María Teresa Rodríguez Garrido como «la idílica profesora» y a Caride como «el abogado». E ironizó con la actitud de varios de ellos durante la sesión. «Antes estabas calladita y obediente. [...] Para ir en la lista te vi muy sumisa», le dijo, por ejemplo, a María del Mar Fernández Dibuja.

Los críticos de DO no tuvieron turno de palabra porque, por extraño que pueda parecer en el contexto de la crisis actual, aún siguen formando parte del grupo municipal de Democracia Ourensana. Ni Jácome les ha echado ni ellos han solicitado pasarse al grupo de no adscritos, un movimiento que sí les permitiría intervenir. Aprovechando el turno de preguntas, la socialista Rosa Martínez se interesó por esta inusual situación y el alcalde respondió así: «¿Y a ti que te importa? Ya se mirará cómo hacemos».

Disciplina de voto

El caso es que durante la sesión los díscolos de DO votaron en la práctica totalidad de los puntos del orden del día junto al PP. La primera vez ocurrió con motivo de una moción presentada por el PSOE en la que se criticaba la gestión que el gobierno autonómico está haciendo de la vuelta al colegio. Jácome y Ojea se abstuvieron y los críticos de Democracia Ourensana se alinearon junto al grupo popular votando en contra. Se produjo, por lo tanto, un empate que tuvo que resolver el voto de calidad del alcalde, que dijo: «Votan todos al unísono. Que se sepa. [...] Ya funcionan como un solo partido». Jácome apuntó que, de este modo, volvía a sus orígenes, cuando en el año 2011 entró en el Concello con dos concejales. Ahora, sin embargo, cuenta con más apoyo ciudadano, aseguró.

El único asunto en el que los cuatro díscolos de DO y los siete concejales de PP votaron diferente fue una moción del BNG en defensa del servicio de comedor en el CEIP As Mercedes. En este caso, la iniciativa fue respaldada también por los críticos, que dejaron solo al grupo popular en su voto en contra.

El regidor sugiere que Jorge Pumar preparaba «algo sospechoso» con el pliego del concurso de la limpieza

Todos los puentes que podrían resistir entre el líder de Democracia Ourensana y el Partido Popular quedaron definitivamente dinamitados en el pleno de este viernes. Gonzalo Pérez Jácome fue especialmente crítico con quien hasta este jueves era su mano derecha en la estructura del gobierno local, Jorge Pumar Tesouro, y llegó a sugerir que preparaba «algo sospechoso» con el pliego del concurso para el contrato de la limpieza.

El conflicto comenzó con un asunto que, aparentemente, podría parece trivial. El PSOE presentó una moción en la que reclamaba la elaboración de un censo del patrimonio arbóreo de la ciudad así como un plan de acción para evitar su deterioro. Los populares actuaron en todos los puntos del orden del día como un grupo de la oposición, es decir, con su propio turno de palabra, pero defendiendo su gestión de hasta hace un par de días, cuando formaban parte del gobierno.

En este contexto, el exteniente de alcalde y exconcejal de Medio Ambiente, Jorge Pumar, explicó que había dejado preparado un pliego para un nuevo contrato de mantenimiento de zonas verdes y jardines y aseguró que en él se abordarían 100.000 metros cuadrados de superficie que, hasta ahora, no estaban incluidos en esa concesión. Además, remarcó que se mejoraría sustancialmente el servicio. Jácome intervino entonces para acusar a Pumar de mentir y para hacer hincapié en su papel en este asunto: «Fui yo el que ordené como se tenía que hacer el pliego».

«Mordidas» e irregularidades

Por otra parte, en el turno de ruegos y preguntas, la socialista Natalia González recordó a Jácome que en su rueda de prensa de esta semana señaló a un concejal del PP, que no identificó, por gestionar de forma opaca el nuevo pliego del servicio de limpieza. González le preguntó a quién se refería y el regidor aclaró que se trataba de Pumar. Según relató, este le dejó hacerse cargo de los contenedores subterráneos «pero el pliego de limpieza me lo dejas a mí y no te metas», habría dicho el exteniente de alcalde.

El concejal del PP aseguró que actuó de ese modo ante las continuas injerencias de Jácome en las áreas que eran responsabilidad del grupo popular. «No puedo consentir esas insinuaciones», dijo Pumar. Previamente Jácome dijo que el interés del edil del PP por el pliego de limpieza era «algo sospechoso».

Vuelta al colegio

Fue la primera moción en la que los díscolos de DO votaron diferente de Jácome (y viceversa). El PSOE defendía una propuesta crítica con la gestión del gobierno autonómico en relación a la vuelta al cole y, tanto los críticos de DO como el PP, votaron en contra. Sin embargo el alcalde se abstuvo junto a su número dos, Armando Ojea, que provocó un empate. Finalmente, Jácome lo resolvió rechazando la moción.

Patrimonio arbóreo

Todos los grupos (y subgrupos en los que se estructura actualmente la corporación municipal) dieron su apoyo unánime a la moción presentada por el PSOE para reclamar la elaboración de un censo de árboles de la ciudad y un plan de acción para evitar su deterioro, como ha ocurrido en espacios como el parque de San Lázaro o la plaza de San Marcial. Jácome aseguró que pronto se aprobará la licitación del contrato de mantenimiento de parques y jardines.

Espazo Lusquiños

El socialista Borja López defendió una moción en la que reclamaba mejoras en el conocido como Espazos Lusquiños, o Casa da Mocidade, en la avenida de Marín. La iniciativa contó con el apoyo unánime de la corporación. La hasta ahora concejala responsable, la popular Flora Moure, explicó que el inmueble, construido durante la época del bipartito, tenía problemas de humedades.

As Mercedes

La única moción en la que el PP y los díscolos de DO votaron diferente a lo largo del pleno fue una propuesta del BNG para garantizar el servicio de comedor en el colegio de As Mercedes. Solo el grupo de los populares votó en contra. Defendieron que la Xunta ha ofrecido alternativas para solucionar la situación sin que fuese aceptadas.

Okupación

Ciudadanos está presentando en todos los ayuntamientos donde tiene representación mociones en contra de la ocupación ilegal de viviendas. El partido naranja llevó su propuesta este viernes a Ourense y tuvo el apoyo de todos los grupos, salvo por BNG y DO (Jácome y Ojea), que se abstuvieron.

Inventario de bienes

Todos los grupos, salvo el BNG (que se abstuvo) dieron su aprobación este viernes a la actualización del inventario de bienes del Concello de Ourense, que llevaba tiempo sin ser actualizado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los díscolos de DO ya votan junto al Partido Popular y Jácome, en su contra