Las bodegas gallegas, con capacidad suficiente para la nueva cosecha

La Xunta descarta problemas de aforo y dice que se podrá recoger toda la uva


redacción / la voz

Cuando la crisis del coronavirus paralizó las ventas de las bodegas gallegas, muchos fueron los que se temieron que esa situación tuviera repercusiones en la vendimia, que entonces estaba a menos de cinco meses de iniciarse. Si las bodegas no podían vender el vino, pensaban, no tendrían espacio para acoger la nueva cosecha. De hecho, en algunas denominaciones de España hubo empresas que anunciaron a sus viticultores habituales que, en esta ocasión, no iban a recogerle su producción. Por fortuna, no parece que esto vaya a suceder en Galicia. Medio Rural asegura que las bodegas de la comunidad disponen de aforo suficiente para procesar toda la producción. Otra cosa son los precios que se están pagando. En Unións Agrarias denuncian que los contratos que se están firmando no ponen precio al trabajo de los agricultores, algo que está totalmente prohibido por ley de la cadena.

«Non temos en ningunha denominación de Galicia ningún problema de recollida de uva pola capacidade das adegas». Son palabras del conselleiro de Medio Rural en funciones, José González, durante la presentación del plan de control de vendimia que tuvo lugar la pasada semana. Lo ratifican en Rías Baixas. «Entre las 174 bodegas que tenemos amparadas tenemos capacidad para 55 millones de litros», asegura Ramón Huidobro, director técnico de la denominación de origen. Antes de que se iniciara la recogida de la uva, quedaban en las cubas algo más de ocho millones de litros, «más 25 millones de litros que tenemos previsto vendimiar ahora, tenemos capacidad suficiente», argumenta.

Más demanda que oferta

Ni en el consello regulador ni en los sindicatos consta que esté habiendo problema alguno por parte de las bodegas para recoger la uva vendimiada. «Creemos que vai haber máis demanda que uva e incluso se están mantendo os prezos do ano pasado», explica Julio Reboredo, de la Asociación Agraria de Galicia. Asegura que, en un principio, se temía que por culpa de la crisis provocada por el coronavirus las bodegas bajaran el precio que ofrecen por la uva, «pero nós a estamos vendendo a 1,55 euros o quilo», afirma. Por eso se muestra optimista y está seguro de que en Rías Baixas «non vai quedar nada sen recoller».

Falta de precios

Sin embargo, en el sindicato Unións Agrarias no son tan optimistas sobre la situación. Su portavoz de viticultura, José Ramón González, reconoce que las bodegas están recogiendo toda la uva, pero también que se están produciendo prácticas abusivas. «Eu creo que os problemas van vir máis adiante. Hai unha campaña especulativa por parte dalgunhas industrias porque se está vendendo uva sen que poñan o prezo», sostiene. Recuerda que esta es una práctica que está prohibida en la ley de la cadena alimentaria y por eso advierte «de que estaremos atentos e faremos fincapé en que a lei se cumpra».

José Ramón González culpa de la situación actual a la Xunta de Galicia, pues asegura que la Consellería do Medio Rural contaba con un estudio sobre los costes de producción que «debido ás presións que recibiu de determinadas industrias decidiu non publicar». En su opinión, este documento es una referencia fundamental para que las empresas no ofrezcan precios que incumplan la legalidad, al estar por debajo de los costes de producción. «Que se tivera publicado ese estudo tería sido bo para o sector. É o que nos pode salvar da especulación», añade. Y lamenta que los viticultores se vean obligados «a entregar a uva se ter un prezo».

La tecnología se asienta en el campo y un curso da claves para aprender a usarla

La tecnología se ha asentado en el campo. Para aprender a usarla de modo correcto, la Consellería de Medio Rural, a través de la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal), ha organizado un curso sobre manejo de drones en agricultura y sector forestal que se celebrará el jueves día 10 en el Centro de Formación e Experimentación Agroforestal de Guísamo, en Bergondo (A Coruña). Su horario será de mañana y tarde con una duración total de ocho horas.

Entre los asuntos que tratarán está la producción ecológica y la integrada, el tipo de cultivos en función de una serie de parámetros como la zona, el cultivo, la orografía o la accesibilidad; las principales enfermedades y plagas, o las buenas prácticas ambientales. Al mismo tiempo se abordará el uso de los drones como equipos de pulverización, analizando las ventajas de estos vehículos no tripulados con respecto a los sistemas tradicionales, centrándose principalmente en la economización del producto y del tiempo, entre otros aspectos. L

La normativa relativa al uso de esta tecnología será otro de los aspectos tratados, tanto desde el punto de vista de la aeronáutica civil como la del Ministerio de Agricultura en materia de aplicaciones aéreas. Además de la teoría, el público recibirá una clase donde podrá poner en práctica los conocimientos adquiridos sobre el empleo de estas tecnologías en la agricultura. El curso forma parte del Plan de Formación para el Agro Galego 2020, cuyo objetivo es el desarrollo de actividades formativas, de demostración e información que desarrolla la Consellería de Medio Rural.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las bodegas gallegas, con capacidad suficiente para la nueva cosecha