«No nos lo creemos, pero Ourense ya es el Silicon Valley de Galicia»

El empresario Alberto Rodríguez asegura que «antes estábamos más acostumbrados a sufrir, a luchar, a caer y volver a levantarnos»

Alberto Rodríguez, en la calle Gravina, donde su tía tenía una tienda de chuches que visitaba con frecuencia
Alberto Rodríguez, en la calle Gravina, donde su tía tenía una tienda de chuches que visitaba con frecuencia

Ourense

Con solo 24 años, Alberto Rodríguez Rodríguez les dijo a sus padres que dejaba su trabajo como informático en el Grupo Cuevas para poner en marcha su propio proyecto empresarial. Aquella noticia no les gustó mucho porque suponía aparcar un empleo fijo. «Mi padre era autónomo. Era taxista y trabajaba 18 horas al día de lunes a domingo. Me dijo: ‘‘Date cuenta de la vida que has elegido''».

Pero la decisión estaba tomada y él joven Alberto tenía clara la receta: «Yo asocio el éxito empresarial al esfuerzo. Se habla mucho de Amancio Ortega, pero es igual que miles de autónomos, que echan más horas de las que tiene el reloj para sacar sus negocios adelante». El lo hace con su empresa, el Grupo Discount, con sede en el polígono de San Cibrao das Vilas desde el año 2011. Antes pasó por varias ubicaciones en la calle Progreso, la avenida de Buenos Aires o la plaza de San Cosme. El proyecto fue creciendo y, con él, la familia.

Alberto Rodríguez se casó, pero antes del matrimonio pasó por una etapa como pareja de hecho. Según explica, fue de las primeras que se registraron en Ourense. Fruto de esa relación nació un hijo que hoy en día tiene once años. Alberto, como cualquier padre, teme por su futuro. Cree que se ha perdido la cultura del esfuerzo y trata de transmitírsela al pequeño. Pero es difícil: «Las nuevas generaciones se creen que son el centro del universo y que el resto del mundo está para satisfacer sus necesidades. Creo que antes estábamos más acostumbrados a sufrir, a luchar, a caer y a volver a levantarnos. Ahora se ha ganado en inmediatez y ya nadie se plantea aquello de empezar como mozo de las maletas para llegar a director de hotel».

 Motivos para el optimismo

Aunque Alberto Rodríguez explica que Ourense no es el lugar ideal para poner en marcha un proyecto empresarial, cree que también hay motivos para el optimismo. «No hay un sitio bueno para desarrollar una empresa y está claro que Ourense es tierra de pocas oportunidades. Si sufrimos la emigración de jóvenes cualificados es porque no se generan las oportunidades necesarias», explica el empresario, que cree que también existe un problema de autoestima: «No nos valoramos bien. No nos lo creemos, pero Ourense ya es el Silicon Valley de Galicia. En proporción tenemos un número muy importante de empresas tecnológicas».

Cree que este modelo puede ser muy atractivo para la ciudad porque los trabajadores del sector están bien pagados. «Tengo a gente que vino de Madrid y están alucinados con Ourense porque aquí se vive muy bien, es un lugar ideal para las familias y, además, es muy barata», explica Rodríguez, que añade: «Parece que siempre estamos esperando a ver si viene una gran fábrica, pero creo que el verdadero potencial de Ourense está en el turismo. Si algún día llega el AVE, la provincia puede ser una válvula de escape para las grandes ciudades como Madrid o Valladolid».

 Breve actividad política

El empresario tuvo la oportunidad de profundizar sobre los problemas y necesidades de Ourense cuando ocupó la portavocía de Ciudadanos. Fue durante un breve período de tiempo y, como suele ocurrir a los novatos en política, sufrió algún que otro disgusto: «Fueron más las satisfacciones que las decepciones, pero cuando hay cosas que no puedes cambiar, si no quieres que te cambien a ti, mejor apartarte».

Más de 450 comercios se han interesado por su plataforma de venta en línea

El último proyecto empresarial en el que se ha embarcado Alberto Rodríguez es Eprox, un marketplace, es decir, una plataforma de venta en línea. «Amazon hace muy bien la distribución, pero maltrata mucho al punto intermedio», explica el empresario, que cree que esta solución será muy útil para los pequeños negocios de proximidad. La iniciativa se ha puesto en marcha en Ourense de la mano de la Federación de Comercio y ya se han incorporado 450 tiendas.

«Está teniendo muy buena aceptación y este es el momento. La venta tradicional está cayendo y, si ya la cosa no iba bien para los comercios, el coronavirus lo que ha hecho es acelerar el proceso», explica el empresario, que cree que la pandemia ha llevado la economía a la uci. «Ahora parece que estamos en una burbuja de tiempo, pero el día que decidan desconectar la máquina que nos mantiene con vida, se producirá la fatalidad», lamenta Rodríguez.

DNI

¿qUIÉN ES?

Alberto Rodríguez Rodríguez. Nació en Ourense en el año 1971.

¿Qué hace?

Empresario desde los 24 años. Su empresa, el Grupo Discount, está actualmente instalada en el polígono de San Cibrao das Viñas.

su rincón

Calle Gravina. Uno de los recuerdos de infancia preferidos de Alberto Rodríguez son sus visitas a la tienda de chuches que su tía tenía en la calle Gravina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

«No nos lo creemos, pero Ourense ya es el Silicon Valley de Galicia»