Valencia do Sil excava de nuevo entre las entrañas de su pasado

Pablo Varela Varela
pablo varela OURENSE / LA VOZ

OURENSE

El yacimiento de O Castelo será investigado desde el día 1 en la segunda campaña del grupo Sputnik Labrego

30 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Bajo tierra, aún aguardan más incógnitas sobre el pasado tardorromano de Valencia do Sil, en el municipio de Vilamartín de Valdeorras. El próximo 1 de septiembre, el equipo de investigación arqueológica Sputnik Labrego iniciará la segunda campaña de trabajos en el yacimiento de O Castelo, ya sometida a análisis en octubre del año pasado.

Carlos Tejerizo, director de la intervención, valora el apoyo del Concello de Vilamartín para intentar que el asentamiento se erija en un referente científico y patrimonial de la comarca. Hasta el momento, las pruebas con carbono 14 han precisado la existencia de una comunidad productiva entre los siglos cuarto y quinto. Lo que se intentará determinar ahora es si hubo ocupaciones previas en el lugar. Y lo más importante, ¿a qué se dedicaban? «El año pasado excavamos una zona que, de inicio, se pensó que podría ser una forja de hierro o de cobre. Pero lo que no quedó claro es si era una estructura aislada o un barrio productivo», señala Tejerizo.

Además, el análisis de los restos de fauna hallados en el yacimiento «demostró que había una ganadería compleja, porque se encontraron huesos de vacas, cabras, ovejas y cerdos».