La Audiencia no ve nuevos datos en la investigación y libera al hijo del matrimonio asesinado en el 2009

Guardia Civil y Juzgado reabrieron las indagaciones por su presunta implicación en el tiroteo a un brigadista en el año 2008 por lo que fue detenido en julio e ingresó en prisión


Ourense

El detenido por el presunto intento de homicidio de un brigadista en el año 2008, José Miguel M. C., ya se encuentra en libertad, después de que prosperase el recurso de apelación que su abogado, David López, presentó ante la Audiencia Provincial. Esta instancia superior revoca así el auto de prisión del Juzgado de Instrucción 2 de Ourense, que el 30 de julio ordenó su encarcelamiento provisional, aunque eludible con una fianza de 50.000 euros que el investigado no pudo aportar.

El auto de libertad de la Audiencia, notificado este miércoles, recuerda que la causa contra este sospechoso por este hecho ya fue archivada en el año 2011. Fue la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil la que, de oficio, reabrió la investigación a mediados de junio del año pasado, solicitando mandamiento judicial para hacer un análisis de residuos de disparos en dos prendas, una bufanda y un pasamontañas, que se habían hallado en el vehículo del entonces sospechoso. Pero la Audiencia determina que este oficio policial no aporta «nuevos elementos de prueba» sino un análisis que no se había realizado sobre prendas que estaban en la causa desde el principio.

Este auto cuestiona la reapertura del procedimiento pues el Tribunal Supremo ha dictaminado que debe hacerse solo si hay nuevos datos. Desde que se recibió el informe de ese análisis, se pinchó el teléfono y se hicieron registros pero no se lograron resultados interesantes para la investigación. El informe de los residuos de disparo en el pasamontañas encontró escasas muestras similares a las del casquillo hallado en el lugar del asalto, donde nunca apareció el arma. Por ello, para la magistrada de la Audiencia no es un hallazgo incriminatorio.

El investigado tendrá que personarse los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado, hasta que el juez decida si archiva o si mantiene abierta la causa.

José Miguel M. C. también estuvo imputado, y en prisión provisional, por el presunto asesinato de sus padres, José Martínez y María Teresa Campos, hallados muertos a tiros en Amendo (Taboadela) en el 2009 pero no llegó a ser juzgado, al estimar la Audiencia que solo había sospechas y no verdaderos indicios o pruebas para sentarlo en el banquillo de los acusados. Esta vez ha estado veinte días en prisión provisional por otra sospecha.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Audiencia no ve nuevos datos en la investigación y libera al hijo del matrimonio asesinado en el 2009