El Barco muestra sus cartas para volver a mirar hacia arriba

Tercera División Renueva a jugadores clave y ficha al cordobés Antonio Vera


OURENSE

Trabajaba en silencio la directiva del Centro de Deportes Barco, desde que concluyó su concurso en la fase de ascenso a Segunda B, pero el equipo rector que dirige Nilo Ramos ya se había asegurado la continuidad del técnico Manolo Pérez, que además asumirá mayor peso en la organización de los equipos de base de la entidad.

El siguiente paso era el de asegurarse la continuidad de jugadores importantes en la histórica campaña de los valdeorreses y las referencias siempre apuntan al guardameta y al goleador. Por eso Iván Oviedo seguirá cubriendo el espacio entre palos en Calabagueiros, mientras que el gaditano Juanito Bazo irá a por su tercera temporada en una villa en la que ya está muy implicado, como pudo notarse en los últimos meses.

No faltarán tampoco en la plantilla barquense dos jugadores como David Álvarez e Ivi Vales, con gran calado en la afición que valora la calidad y el empeño de ambos. El joven Carlos Villar volverá a cubrir una de las licencias sub 23 y continuar una proyección que debe llevarlo a gozar de más minutos, mientras que el murciano Antonio Segura es otra apuesta fiable, tras su buena temporada anterior.

El Barco también ha movido ficha con rapidez en los primeros fichajes y se ha asegurado los servicios de un talentoso futbolista muy conocido sobre todo en el sur del país, como es Antonio Vera. A sus 23 años, ya cuenta con experiencia en Segunda B, pasando por el Córdoba B, Córdoba y San Fernando. Se forjó en la cantera de la ciudad de la Mezquita y también en el Betis, jugando además promociones en Tercera con el Ejea (con el que ascendió) y con el Jaén. Se desenvuelve en ataque por la banda derecha, pero también lo hace con soltura en el flanco zurdo.

Otra incorporación interesante, Pablo Rubio, es en realidad un reencuentro. El mediocentro coruñés dejó un buen poso en Calabagueiros, antes de emprender la aventura de la Liga de Gibraltar y del Jerez de los Caballeros, en el grupo extremeño de Tercera. Había sido titular en 25 partidos de los 30 jugados en la temporada regular, cuando pasó por O Barco y, a punto de cumplir los 25 años, aún tiene mucho margen de progresión.

La que tiene el centrocampista local Carlos Cruz, que jugó sus dos primeras temporadas sénior en el Atlético Bembibre y vuelve a casa para convencer a Manolo Pérez de que se trata de una buena apuesta en la parcela de los sub 23. También hay movimiento en la portería para acompañar a Oviedo, puesto que Kiko se marcha al ejército y su plaza la ocupará Santi Díaz, otro canterano de Éntoma que regresa al club.

En un mercado aún dependiente de la incertidumbre que la crisis sanitaria plantea sobre cualquier proyecto, el Barco va tomando forma con líneas maestras muy definidas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Barco muestra sus cartas para volver a mirar hacia arriba