El programa de termalismo social suma 5.000 tratamientos en verano

Tras el parón por el covid-19, el servicio se postula como destino turístico seguro

Laias recupero la actividad termal esta semana
Laias recupero la actividad termal esta semana

ourense / la voz

El programa de Termalismo Social de la Diputación de Ourense regresa este lunes, 6 de julio. Y lo hace con fuerza después del parón obligado por la crisis del coronavirus, que cerró los establecimientos hoteleros y termales desde mediados del mes de marzo. Eso no significa que fueran meses tranquilos para el equipo de este servicio. Más bien todo lo contrario, ya que tuvieron que gestionar todas las cancelaciones de las reservas que se habían gestionado para el período en el que estuvo vigente el estado de alarma. El programa reabrió la inscripción el pasado 10 de junio. Y entre los que ya estaban apuntados para los meses de julio y agosto y los que buscaron un hueco en los dos meses centrales del verano para hacerse una escapada a los balnearios ourensanos incluidos en este programa, hay más de 5.000 tratamientos termales reservados para la época fuerte del verano.

En menos de veinte días, más de 250 personas han gestionado su plaza. A ellas, hay que sumar las que ya la tenían reservada con anterioridad para alcanzar una cifra de más de 500 viajeros, que disfrutarán de estancias y tratamientos termales en los dos próximos meses. Esto generará más de 2.500 pernoctaciones en el sector termal provincial y el empleo necesario para administrar esos más de 5.000 tratamientos termales.

El servicio, según indican fuentes de la institución provincial, había arrancado el año 2020 a ritmo de récord hasta alcanzar las 2.000 reservas en los dos primeros meses del año. Desde la paralización y hasta junio, se anularon estancias y tratamientos termales de más de 1.200 solicitudes del programa, ya que las fechas escogidas por los usuarios estaban entre marzo y junio. Ese proceso de anulaciones tuvo que realizarse al ritmo de las sucesivas prórrogas del estado de alarma.

El trabajo de este servicio se centró en garantizar la devolución del 100 % del dinero adelantado por los futuros usuarios que vieron sus reservas canceladas. También se trabajó para pensar en la recuperación del programa en cuanto fuese posible, lo que ha motivado que sea el primer programa de termalismo social de España en recuperar la normalidad. Es un paso que todavía no ha dado el Imserso, ni tampoco ninguna administración autonómica o entidad provincial tienen fecha. «En algunos casos se contempla la posibilidad de no recuperarlos y algunos balnearios de comunidades autónomas se plantean no abrir», explican las mismas fuentes.

Destino seguro

Una de las prioridades del sector es que se vea el termalismo como un destino seguro. En esta línea, el sector ha planteado una serie de medidas generales, entre las que figuran la protección con equipos de protección individual para el personal, el acceso del cliente a través de alfombras de desinfección para maletas y zapatos, así como protocolos en recepción y referentes a garantizar la distancia social.

Inscripción abierta casi todo el año a través de Internet

La inscripción en el programa de Termalismo Social se hace a través de Internet y está operativa prácticamente todo el año (www.termalismoourense.com). Está dirigido a personas que tengan más de 50 años. Entre las ventajas del programa telemático están que puede hacerse la solicitud a cualquier hora y que no es necesario presentar ningún documento en la administración. «Cero papeles y cero desplazamientos», destacan. Además, el ciudadano obtiene su plaza al instante.

Los usuarios: desde Las Palmas o Pamplona

Uno de los principales retos del programa es dinamizar el sector y dar a conocer la provincia de Ourense entre los visitantes que puedan llegar desde diferentes puntos de España. Y, a tenor, de la procedencia de las reservas, el objetivo parece más que cumplido. Así, habrá viajeros que lleguen a Ourense desde una distancia de más de 2.000 kilómetros. En concreto, se ha formalizado una reserva desde el municipio de Santa Brígida, en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria. También hay reservas desde Navarra, en concreto desde un municipio próximo a Pamplona, Berriozar. En total, hay reservas llegadas desde más de 300 ayuntamientos de residencia de un total de once comunidades autónomas: Madrid, Galicia, Castilla y León, Asturias, Castilla La Mancha, Cataluña, Andalucía, Navarra, Valencia, Murcia, País Vasco y Canarias.

El programa establece como único requisito tener más de 50 años sin tener en cuenta la procedencia nacional o internacional del usuario. La iniciativa arrancó en el 2013 y se marcó como objetivo que fuera global y sencillo. Los precios tienen un descuento especial para los solicitantes empadronados en la provincia, que pueden acceder a una estancia balnearia de seis días desde algo menos de 200 euros con pensión completa, diez tratamientos y acceso ilimitado a las piscinas. Los balnearios que participan en este programa son: Laias, Lobios, Cortegada, Partovia, Carballiño, Arnoia y Baños de Molgas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El programa de termalismo social suma 5.000 tratamientos en verano