Los restaurantes se aferran al turismo

Tras una reapertura tibia, el sector percibe un incremento en las reservas para el verano

Los restaurantes toman medidas de precaución para evitar riesgos
Los restaurantes toman medidas de precaución para evitar riesgos

ourense / la voz

Los restaurantes que ofrecen sus servicios de manera casi exclusiva en el interior de sus locales se han convertido en el eslabón más débil de la hostelería. «Estanos custando un montón meter a xente dentro dos locais. Comprobas que os clientes, incluso os máis habituais, entran fixándose en todos os detalles para ver si lles ofreces seguridade», explica Javier Outumuro, presidente de la Unión de Hosteleros de Ourense y propietario del restaurante La Taberna.

Esta percepción de intranquilidad entre la clientela ha provocado que muchos restaurantes en la ciudad hayan retrasado su vuelta hasta principios de julio. La apertura de la movilidad entre comunidades y el turismo son las tablas de salvación a las que se agarra el sector de la restauración para moverse con cierta soltura durante los meses de julio y agosto. «Hai unha certa esperanza e ilusión de que haxa un repunte nas reservas. Desde que se pode mover a xente entre provincias, temos máis movemento con turistas e con xente que ven a ver a familiares», señala Outumuro.

Entre los restaurantes que han optado por esperar a julio para abrir estará A Palleira, en la avenida de Buenos Aires, que abrirá el 2 de julio. «Penso que a volta será positiva. Levamos todo este tempo en contacto cos clientes e a verdade que o que nos transmiten é que teñen ganas de volver á nosa casa», explica Carlos Doval, propietario del local. «Xa temos reservas para estes primeiros días, pero tamén de cara a agosto. Penso que o cliente turista vai a diminuír pero por contra agardamos que a xente da provincia aposte pola hostalería local», añade.

En este regreso a la actividad tan marcado por la pandemia, los restaurantes que tienen un terreno, tiene un tesoro. «A xente nada máis chamar para reservar xa pregunta se tes terraza. Nós, nese sentido temos sorte porque contamos con bastante sitio exterior», explica Alberto Sequeiros, propietario del Restaurante O Muiñeiro, en Barbadás.

El restaurante, especializado en carnes a la piedra, está abierto desde el 27 de mayo y asegura que, de momento, está trabajando a «medio gas». También observa que las celebraciones se realizan en formato íntimo. «A xente so ven coa familia ou con xente moi próxima. Como moito, pódese xuntar un grupo de seis ou oito persoas», señala.

Y es que los banquetes de celebraciones se han caído como un castillo de naipes desde el estado de alarma. En Sandiás, el restaurante Novaíño ha visto como se han ido cancelando todos los previstos en la primavera. El próximo fin de semana tendrán el primer evento, en este caso una comunión. Sobre las previsiones para el verano, su gerente, José Antonio Gómez, indica: «Esperemos que se reactive un pouco. Os turistas que están xa por aquí non se ven moi activos na vida social».

Los ERTE, muy presentes

Con la llegada de julio, la apertura de locales se habrá prácticamente normalizado, pero eso no quiere decir que los niveles de empleos sean los de antes de la crisis en el caso de los restaurantes. «Moita da xente que entrou nun ERTE na restauración segue nel. A recuperación do emprego vai a ser gradual e dependerá do nivel de consumo», concluye Outumuro. Tampoco habrá muchas de las contrataciones temporales que servían de refuerzo en el período estival.

Marco Varela, jefe de cocina del restaurante Sábrego
Marco Varela, jefe de cocina del restaurante Sábrego

Marco Varela, jefe de cocina de Sábrego

«Al estar en el ámbito rural, el espacio aquí no es un problema»

El restaurante Sábrego, situado en Casal de Armán, en Ribadavia, retomó la actividad de sus cocinas el 6 de junio. «La cosa empezó muy flojita pero a partir de la tercera semana se empezó a animar», explica Marco Varela, jefe de cocina. «Ahora mismo estamos trabajando muy bien, incluso nos hemos sorprendido de forma positiva porque pensábamos que la evolución en cuanto a afluencia de clientes podría ir más lenta», añade.

La propuesta gastronómica nacida en el corazón de O Ribeiro tiene un espacio dedicado a eventos, en el que sí que han advertido una bajada de la demanda debido a la crisis del coronavirus. «De las 38 bodas que teníamos contratadas de cara al verano, 18 se han aplazado hasta el año que viene y 15 están confirmadas para este, por el momento», explica el chef ourensano. La primera será el 8 de agosto, pero Varela apunta que durante todo el mes de julio se han ido sumando otro tipo de eventos como comuniones o celebraciones familiares que el estado de alarma aplazó.

Sábrego cuenta actualmente con doce mesas en la terraza, más de lo habitual, ya que el amplio terreno con el que cuenta se lo permite. «Creo que la gente se está animando mucho a venir impulsada por esa ventaja. Nuestras mesas están ubicadas a casi cuatro metros de distancia. Al estar en el ámbito rural el espacio para nosotros no es un problema, contamos con él, y con el aire puro de esta zona; eso proporciona a los clientes una sensación de mayor aislamiento y seguridad», afirma Varela. Es muy posible que esto, junto con la creación culinaria y calidad de producto, sean el motivo de que los fines de semana se llene el restaurante. «Nos ha pasado en junio y todo apunta a que en julio y agosto sucederá igual. En nuestro caso, las reservas no se generan con mucha antelación, aproximadamente de una semana, pero estamos consiguiendo llenar», dice. Varela admite que el cliente de empresa con el que contaban por la semana todavía no ha vuelto, por el contrario, cada vez hay más comensales que vienen por estar de vacaciones.

Daniel Guzman y Julio Sotomayor, en el restaurante Nova que reabrira en julio
Daniel Guzman y Julio Sotomayor, en el restaurante Nova que reabrira en julio

JULIO SOTOMAYOR, RESTAURANTE NOVA

«Queremos servir todo nuestro cariño en el plato y en su sabor»

El Nova es uno de los restaurantes de la provincia de Ourense que ha optado por reabrir sus puertas en julio. «Hace dos meses lo hablamos y no tuvimos dudas. Nos parecía precipitado abrir en mayo así que optamos por esperar un poco más», explica el chef Julio Sotomayor. Él y su primo, Daniel Guzmán, son las personas que están detrás del estrella Michelin ourensano. Apuntan a que el regreso será progresivo, aunque vuelven con muchas ganas de trabajar y de poner su alma y el producto de temporada de la tierra a disposición de sus comensales. «El ADN de nuestro restaurante está intacto. Creemos que es el momento de ser optimistas y de aprender a convivir con la situación, por supuesto, tomando todas las precauciones posibles», afirma.

En su adaptación del local a las medidas de seguridad establecidas, el Nova disminuye su capacidad en un 10 %, lo que correspondería a unos cinco comensales. «Lo cierto es que la distribución de nuestro comedor ya estaba pensada con una gran distancia entre las mesas. Siempre hemos trabajado para facilitar un espacio concreto en cada una de ellas, con la iluminación apropiada y el ambiente diferenciado», apunta Sotomayor.

Después de tres meses y medio con el negocio cerrado, los dos cocineros esperan que la vuelta a la normalidad en cuestión de ocupación se produzca lo antes posible. «Cuando se decretó el estado alarma recibimos en solo dos días, 200 cancelaciones, y el mundo se nos vino encima. Ahora que llega el momento de volver, los dos pensamos que a nivel de cocina es importante poner en valor más que nunca la sencillez y la humildad y, como siempre en esta casa, el producto de nuestra tierra», dice Sotomayor. En cuanto al verano, el chef apunta que se plantea atípico: «Va a ser el primer agosto que estemos abiertos y contentísimos de poder hacerlo. Estamos notando que tanto el ourensano como el gallego en general tiene muchas ganas de disfrutar de nuestra casa. Estamos deseando el reencuentro y servirles todo nuestro cariño en el plato y en su sabor», termina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los restaurantes se aferran al turismo