La oposición pide en bloque a Jácome que muestre respeto a los funcionarios

«El 95 % de los ourensanos matarían por las condiciones de los bomberos», responde

El pleno se celebró en el Teatro Principal
El pleno se celebró en el Teatro Principal

Ourense

«Non se pode dicir que os funcionarios dan saltos de alegría cando estamos vendo morrer aos nosos avós». La frase la pronunció Amancio Rodríguez, portavoz de los bomberos que se concentraron este jueves frente al Teatro Principal. Lo hicieron para protestar por las carencias de su servicio, pero también por las «faltas de respecto» del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, que esta semana dijo que el coronavirus fue utilizado como «excusa» por muchos funcionarios para no trabajar. Allí, en el Principal, se celebraba esa mañana un pleno y también la oposición criticó al regidor por sus palabras.

La primera alusión a este asunto fue del portavoz del BNG, Luis Seara, que se solidarizó con las reivindicaciones de los bomberos, que pasan básicamente por la dotación de más personal y más medios. Jácome contestó al nacionalista que «el 95 % de los ourensanos matarían por tener las condiciones laborales de los bomberos». Se refirió a su sueldo y a que «trabajan uno de cada cuatro días».

El portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, dijo que el trato del alcalde a los funcionarios «non é de recibo» y apuntó que, si hay alguno que no realiza su trabajo de forma adecuada, «debería solventarse dentro da institución». De otro modo, según dijo, se traslada una «mala imaxe». Sobre ello también hizo hincapié José Araújo, de Ciudadanos. «Hai funcionarios que se senten agredidos polos veciños que compran equivocadamente as palabras do alcalde», dijo. 

Como es habitual, la oposición insistió en conocer la opinión del PP sobre la compleja relación de Jácome con el funcionariado. «De mis servicios no se puede decir ni mu. [...] Defiendo a todos mis funcionarios a muerte, han estado al pie del cañón siempre», dijo la concejala popular de Hacienda, Ana María Fernández Morenza. Su compañera de Asuntos Sociales, Eugenia Díaz Abella, insistió en sus recientes declaraciones también en esa línea.

Los bomberos se concentraron frente al Teatro Principal. Allí es donde se celebró el pleno para que los concejales pudiesen guardar la distancia de seguridad entre ellos. La sesión fue la más larga que se recuerda en Ourense (nueve horas y 23 minutos)
Los bomberos se concentraron frente al Teatro Principal. Allí es donde se celebró el pleno para que los concejales pudiesen guardar la distancia de seguridad entre ellos. La sesión fue la más larga que se recuerda en Ourense (nueve horas y 23 minutos)

En respuesta a las críticas de la oposición, Jácome dijo que sus alusiones a los trabajadores se dirigen solo a una parte de ellos. «Yo me refiero a algunos, obviamente no a todos. Hay cantidad de funcionarios que no hay más que quitarse el sombrero», señaló el alcalde, que inmediatamente después respondió a José Araújo, que había destacado el esfuerzo horario del personal municipal. «Non é así. Os funcionarios traballan normalmente como máximo 37,5 horas á semana. [...] Algúns traballan máis, pero a gran maioría non». Además, el alcalde dijo al final del pleno que sus «guardianes del tiempo» están dando «resultados fabulosos».

Por otra parte, Jácome comenzó la sesión agradeciendo su trabajo a José Corbal, un alguacil de alcaldía que se jubiló esta semana. A su reconocimiento para ese trabajador se sumaron después la mayor parte de los concejales que tomaron la palabra a lo largo del pleno.

«En Coruña o Lugo no saben lo que es la sala Valente»

Ciudadanos presentó una moción en el pleno de este jueves para denunciar los «constantes intentos de linchamiento» del gobierno a la cultura. La iniciativa fue apoyada por el PSOE, que lamentó el cambio de uso anunciado para la sala Valente, y por el BNG, que aseguró que el proceso de «desmantelamento cultural» arrancó ya con el anterior ejecutivo del PP. El alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, dijo que fue por despilfarros de dinero público en este ámbito lo que despertó su «vocación política». Añadió, por otra parte, que «si preguntamos en Coruña y en Lugo, no saben lo que es la sala Valente; es más, si preguntamos en Ourense, tampoco». Con la cultura, según dijo, «en vez de la prueba del algodón, hay que hacer la prueba del euro».

Rechazo unánime a rebajar el porcentaje de vivienda protegida en las promociones

Los desarrollos urbanísticos que se ejecutan en Ourense deben reservar un 30 % de su edificabilidad para viviendas protegidas. Y así seguirá siendo después de que el pleno municipal rechazase este jueves la petición de la junta de compensación de un área en As Lagoas, que la Asociación de Constructores de Ourense pretendía extender a toda la ciudad. Querían rebajar el porcentaje, pero la concejala de Urbanismo explicó que la crisis actual no aconseja esa medida.

La edila, Sonia Ogando, del PP, explicó que su tarea es defender los «intereses generales, no los particulares». Según dijo, la junta de compensación «no busca el interés público». Además, aunque aseguró los constructores son un «gran motor económico», para la ciudad «ahora mismo no es el momento». La crisis del coronavirus provocará, según dijo, un incremento en la demanda de vivienda protegida «en un futuro y no muy lejano».

Ogando recibió el apoyo de todos los grupos políticos, aunque algunos la avisaron de que podría sufrir presiones por no acceder a esas pretensiones y, de hecho, ya se prevén recursos judiciales. «No le tengo miedo a nada ni a nadie», dijo la concejala, que no pudo evitar las críticas de la oposición por las discrepancias que el área de Urbanismo genera en la coalición de DO y PP. De hecho, la edila popular llegó a dirigirse directamente a Jácome sobre este asunto. «No hay pelotazos, hay desarrollos urbanísticos no consolidados sobre los que tenemos diferentes puntos de vista», le dijo Y Jácome, al que le dijeron que sí iba a tener que tragar «pelotazos», respondió con ironía a la oposición: «Si quisiéramos ser corruptos, aún no habríamos tenido tiempo».

Autónomos

Otro punto en el que hubo unanimidad fue la modificación presupuestaria que habilitará veinte millones para ayudas a autónomos afectados por la crisis del coronavirus (cada uno recibirá 2.000 euros). Todos los grupos apoyaron la propuesta pero criticaron la demora en la publicación de las bases. Jácome aseguró que serán aprobadas en junta de gobierno la próxima semana.

Economía

El gobierno municipal consiguió, pese a las críticas de la oposición, el apoyo de todos los grupos políticos para aprobar varias operaciones que permitirán pagar facturas atrasadas a proveedores. También hubo unanimidad para sacar adelante modificaciones presupuestarias para pagar obras del Consello Municipal de Deportes.

Campus

El PSOE defendió una iniciativa contra la privatización de la educación universitaria. La propuesta fue rechazada por el ejecutivo y Gonzalo Pérez Jácome dio su opinión al respecto. Según dijo, sería un error «tremendo» frenar la iniciativa privada y añadió que «se as universidades públicas son tan boas, non lle deberían ter medo».

Trenes

La coalición de Democracia Ourensana y Partido Popular presentó una moción para reclamar el mantenimiento de los servicios ferroviarios que afectan a la provincia, como el tren-hotel a Madrid. Pese a los reproches por los recortes en esta materia entre unos partidos y otros, la iniciativa fue aprobada por unanimidad.

Transporte

El pleno aprobó el nuevo reglamento del transporte urbano, paso previo necesario a la licitación del servicio, que lleva tiempo prestándose en precario. La oposición urgió la licitación para aplicar mejoras en el transporte. El texto aprobado acepta alegaciones de la oposición para, por ejemplo, que las mascotas puedan viajar en los buses.

Coronavirus

La tensión política sobre la gestión del coronavirus se trasladó al pleno ourensano, que debatió varias iniciativas en este sentido. El PSOE presentó dos mociones (una para instar al Parlamento de Galicia a crear una comisión de investigación sobre las residencias de ancianos y otra para reclamar a la Xunta un fondo extra de financiación para los ayuntamientos). Ambas fueron rechazadas por el ejecutivo municipal. Lo mismo ocurrió con una iniciativa defendida por el BNG en relación a los centros sociales. Sí salió adelante por unanimidad parte de una moción de Ciudadanos. Lo acordado es realizar un homenaje a las víctimas y a los profesionales de servicios esenciales, poner recursos para facilitar el teletrabajo en caso de rebrote y crear una comisión de trabajo para formular propuestas de medidas para la recuperación económica de la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

La oposición pide en bloque a Jácome que muestre respeto a los funcionarios