Once ourensanos fueron detenidos en la ciudad durante el estado de alarma

La Policía Local presentó 1.203 propuestas de sanción desde marzo


ourense / la voz

El 15 de marzo se decretó el estado de alarma y este lunes, 15 de junio, llegó la «nueva normalidad». Durante estos tres meses, buena parte de la actividad de la Policía Local de Ourense ha estado centrada en la vigilancia en las calles y en los controles de tráfico para evitar que los ourensanos se saltasen el confinamiento, durante el primer mes, y las normas que estipularon las fases de la desescalada, durante la últimas semanas.

En este tiempo, el cuerpo policial ha presentado ante la Subdelegación del Gobierno 1.203 propuestas de sanción, ya que el mando único es el que se encarga de realizar los trámites, y ha detenido a 11 personas por saltarse la orden del estado de alarma. Además, los agentes realizaron 7.500 identificaciones y controlaron 11.900 vehículos que circulaban por la ciudad.

Los motivos de las sanciones son variados, aunque han sido mas durante las fases de la desescalada. En los meses de confinamiento, cuando la libertad de movimiento se circunscribía a pocos metros de los domicilios (para ir a la farmacia, al supermercado o al estanco), los principales apercibimientos tuvieron que ver con ourensanos que salían a pasear o a correr por las orillas del Miño e incluso con ciudadanos que aprovecharon el buen tiempo para acercarse a las zonas verdes para tomar el sol. Durante el primer mes del estado de alarma, la Policía Local, en coordinación con otros cuerpos, también detectó a un gran número de ourensanos desplazándose a segundas viviendas dentro de la provincia por los motivos más dispares.

Pero el grueso de las denuncias comenzó con el paso a la fase 1 de la desescalada y la apertura de las terrazas en los establecimientos hosteleros. Más de la mitad de las propuestas de sanción de la policía tienen que ver con este apartado y, concretamente, con el incumplimiento de los aforos permitidos y con la colocación de mesas en las terrazas sin licencia municipal. Desde el Concello señalan que han tenido que realizar un seguimiento exhaustivo e incluso apuntan el caso de la terraza interior de un establecimiento donde encontraron a 50 personas tomándose algo. Esta situación no se da, afirman, en otro tipo de negocios donde, aseguran, se han respetado de forma escrupulosa las normas sanitarias, el aforo de clientes y los horarios.

Los Bomberos de Ourense también han trabajado de forma especial durante los tres meses del estado de alarma por la pandemia. De forma diaria han desinfectado el exterior de los seis centros de salud de la ciudad y de los dos de menores; y una vez a la semana, una residencia de mayores. Han participado en la extinción de 35 incendios, casi todos en casas particulares; y realizado 43 asistencias técnicas, entre las que se incluyen el saneado de fachadas de edificios o la retirada de ramas y árboles caídos. También, sobre todo en las últimas semanas, han tenido que eliminar nidos de avispas e, incluso, de velutinas y han notado un aumento considerable de avisos por la presencia de culebras en la ciudad. El retraso de los desbroces podría estar detrás de estos casos y de la proliferación de los nidos.

Desde mediados de marzo, los bomberos han tenido acudir en 22 ocasiones a casas de particulares para atender a personas mayores solas e inmovilizadas tras una caída. Aunque en los últimos años este tipo de casos ha aumentado, creen que el miedo de los mayores a contagiarse por coronavirus por salir de casa e ir al hospital, o por pedir ayuda a familiares, hace que quieran quedarse solos en casa durante más tiempo y esperar, aunque se encuentren mal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Once ourensanos fueron detenidos en la ciudad durante el estado de alarma