Jácome: «Para ser 'guardián del tiempo' estaría capacitado un niño de cinco años»

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE

OURENSE

Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense
Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense MIGUEL VILLAR

«El cometido principal de un concello es dar servicios y obras, no dar ayudas sociales»

14 jun 2020 . Actualizado a las 08:20 h.

Ourense cumplirá este lunes un año con Gonzalo Pérez Jácome como alcalde. Él dice que su mayor preocupación a lo largo de este año es la demora que acumulan algunos asuntos. «Encargas algunas cosas y luego vas a preguntar para que te las entreguen y ves que aún no están empezadas», dice el regidor, que asegura que la situación empieza a cambiar. «Estamos esperando a hacer grandes obras, que es realmente lo que importa, pero el mayor éxito es poner a funcionar la maquinaria del Ayuntamiento de Ourense. Era una máquina oxidada y ahí está la prueba de que llevábamos seis años sin presupuestos. Ahora va a empezar a funcionar todo».

-En el actual contexto de crisis, ¿deben seguir siendo una prioridad las obras?

-No hay ninguna prioridad mayor que la salud, comer, vestirse y la educación, pero obviamente las obras son también muy importantes. El tema social siempre descansa mucho más en el Estado y en la Xunta, que son los que tienen los recursos y las competencias. El cometido principal de los concellos es dar servicios y obras, no dar ayudas sociales, que suelen ser muy pequeñas, a veces incluso decorativas. Nosotros hemos hecho más que nadie porque el 3 % del presupuesto lo hemos dado extra para ayudas sociales por el tema del covid. Y, además, creamos una partida de 20 millones para los autónomos, que no lo hace nadie en España. Y se hace porque es una ayuda social, pero también una ayuda económica, es decir, ellos tienen que mantener la actividad durante unos meses.

-Según anunció, esas ayudas a autónomos ya deberían estar concediéndose, pero aún no están aprobadas. ¿Quién tiene la culpa, la burocracia?

-Sí, claro, porque primero teníamos que hacer los presupuestos, liquidar el ejercicio anterior y depender de una modificación de crédito. En eso se tarda dos meses, es imposible hacerlo antes. En lo que a mí respecta, que es la rapidez, se van a hacer casi exprés. En la Diputación se coteja cada subvención en una media de 25-30 minutos y nosotros vamos a hacerlo esperemos que en tres minutos cada una. Entonces, en una semana y pico pueden estar todas despachadas.

-Pero el caso es que aún no se han empezado a conceder. ¿No le molesta anunciar una fecha y luego no poder cumplirla?

-A veces haces unas previsiones que luego no son, pero lo importante aquí, ¿qué es? Lo importante es que somos los que más damos de España y a los que más damos. Entonces, ¿qué ocurre? Que se va a retrasar un poco más, pero el gran problema no es ese. A la mayor parte de los autónomos que les hace falta ese dinero, les hacía falta exactamente igual en abril, en mayo y en junio que les va a hacer falta en septiembre, octubre y diciembre. La crisis económica va para largo.

-Otras proyectos también acaban retrasándose, como la subasta de los coches oficiales...

-Eso se retrasó porque yo di la orden y los funcionarios no lo hicieron. Y resulta que, cuando que yo me pongo ahora a dar caña para que esto no vuelva a pasar, se me critica. La prensa y la oposición criticáis si la cosa se retrasa y si quiero atajar esos retrasos también me criticáis. Entonces, ¿qué queréis que haga?

-¿El modo de atajarlo son los guardianes del tiempo?

-Obviamente, con unos vigilantes para ver si se cumplen los plazos. Y, si no se cumplen, dan la voz de alarma. Cuando ves que un funcionario entorpece o va muy lento tendrás que abrirle un expediente por bajo rendimiento porque, si no, ese funcionario está estafando a los ciudadanos.