La pandemia triplicó las llamadas al 091 que se atenderá en A Coruña en el 2021

La mayor parte de los avisos tuvieron que ver con infracciones en el estado de alarma


ourense / la voz

El Centro Inteligente de Mando de Comunicación y Control (Cimacc) de la Policía Nacional, conocido como sala del 091, es uno de los referentes de las emergencias en la ciudad. Tanto, que durante los meses de la pandemia las llamadas de los ourensanos han aumentado de forma exponencial, llegando a alcanzar las 350 diarias en abril y mayo, cuando la cifra en situaciones normales se sitúa en torno a las 75 y las 100.

Durante el período de confinamiento más estricto -entre mediados de marzo y finales de abril- la mayor parte de las llamadas de los ourensanos tenían que ver con la presencia de personas en la calle sin usar mascarillas. Una vez que comenzó la desescalada se recibieron avisos relacionados con reuniones en la vía pública o excesos de aforos en establecimientos hosteleros. Otra buena parte de las llamadas, según indican fuentes policiales, tuvieron que ver con asuntos relacionados con gestiones que se realizan en la comisaría provincial, como la renovación o expedición del DNI y también consultas sobre las documentación necesaria para poder viajar o desplazarse durante el estado de alarma.

El Cimacc 091 de Ourense recibió el año pasado una media de dos mil llamadas al mes -durante la pandemia se rebasó esa cifra en una semana- y es atendido, por turnos, por 11 funcionarios. Parte de su eficacia se basa en que conocen las peculiaridades de la ciudad, desde el nombre de las calles (también su anterior o popular nomenclatura), el de los sospechosos habituales y también el de los denunciantes. Estos son los argumentos en que se basan los sindicatos policiales para defender su continuidad.

En febrero del 2021, la sala del 091 en Ourense, con sede en la comisaria provincial, cerrará sus puertas. A partir de esa fecha, las llamadas que analizan y dan respuesta a las solicitudes urgentes y demandas de información de los ourensanos serán recibidas en la jefatura de A Coruña. Y aunque la pandemia ha paralizado los trámites, todo indica que la decisión, que también afecta a la sala de Lugo, es firme. Mientras el Ministerio del Interior, del que depende la Dirección General de la Policía, defiende la centralización, los sindicatos hablan de desmantelamiento. También el PP, cuyos diputados en Madrid por las provincias de Ourense y Lugo demandaron que se revisará la decisión.

Interior defiende la transformación de la salas del 091 en centros inteligentes de mando de comunicación y control y su concentración a nivel provincial o regional, como es el caso de Ourense. Los datos, señalan, se concentran en una base única que resulta más operativa. Las llamadas se reciben en una centralita y se derivan a las diferentes comandancias para que actúen. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) cree que detrás de esta decisión hay una razón económica. «El tiempo en el que llames a la Policía y te atienda una máquina está más cerca», señalan. Los actuales operadores ourensanos del 091, afirma el SUP, se han curtido sobre las calles desde donde llegan a diario, y en situaciones de emergencia más como se ha demostrado durante la pandemia, las demandas de emergencias de los ciudadanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La pandemia triplicó las llamadas al 091 que se atenderá en A Coruña en el 2021