Los asesores de Jácome vigilarán si los funcionarios cumplen los plazos

Trabajadores de la plantilla eventual harán de «guardianes del tiempo», anuncia el alcalde de Ourense

Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense
Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense

Ourense

Una de las primeras decisiones de Gonzalo Pérez Jácome como alcalde de Ourense fue duplicar el número de asesores, que ahora se sitúa en 27 (tantos como concejales tiene la corporación). Entre las funciones que asumirá el personal eventual estará la de convertirse en «guardianes del tiempo». Así ha bautizado Jácome una iniciativa que tiene como objetivo garantizar que los expedientes administrativos no se demoren excesivamente en el tiempo.

Los asesores -en coordinación con personal funcionario- se encargarán de comprobar que se cumplen los tiempos máximos establecidos para cada trámite. «Del mismo modo que si alguien comete una infracción de tráfico, tiene que haber unos captadores, bien sean unos policías o bien sea unas cámaras, haciendo esa misma analogía en el Ayuntamiento de Ourense, cuando un plazo no se cumple tiene que haber unas personas que son las que digan aquí falla algo, qué pasó y obviamente desatascarlo, buscar responsables o lo que haga falta», explica el alcalde, que también hizo esta comparación: «En el Concello de Ourense, las máquinas se atascan constantemente. Si esto fuese una fábrica, en vez de salir cien coches al día saldrían tres». 

Jácome asegura que no debería suponer ningún problema que el personal eventual controle al resto de la plantilla municipal. Según dice, en otros ayuntamientos (cita Estepona) los asesores son incluso quienes se encargan de la atención al público en el área de Urbanismo. El alcalde ourensano siempre ha defendido que no cree en el sistema funcionarial y que prefiere trabajar con su propio «staff».

El anuncio de los «guardianes del tiempo» ha sido recibido con críticas por parte de organizaciones políticas y sindicales. Manuel Pérez, de CC.OO., duda de la legalidad de la propuesta y cree que se podrían negociar otros sistemas para tratar de agilizar los trámites burocráticos. Recuerda, por otra parte, que durante el estado de alarma el Ayuntamiento estaba «paralizado» ante la falta de medios para que todos pudiesen teletrabajar. «Dese tipo de cousas é do que se tiñan que preocupar», dice.

«É unha nova ocorrencia», lamenta el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, que asegura que la propuesta es «ilegal». José Araújo, de Ciudadanos, cree por su parte que Jácome «busca culpables para su mala gestión» y Luis Seara, del BNG, le pide que cese en sus «ataques e insinuacións xeneralizadas» contra el personal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los asesores de Jácome vigilarán si los funcionarios cumplen los plazos