Alegó que no tenía ingresos para pagar la pensión de sus hijos, pero no le dan la razón

El progenitor, con tres hijos, tendrá que abonar 750 euros al mes para hacer frente a la manutención de sus tres hijos


ourense / la voz

La sentencia de divorcio en la que se fijaba que debía pagar mensualmente 750 euros para la manutención de sus hijos no le pareció justa a un padre ourensano y decidió recurrirla a la Audiencia provincial. Pero los jueces no le han dado la razón porque consideran, pese a sus alegaciones, que dispone de medios económicos suficientes para hacer frente al gasto y ven la cantidad fijada como adecuada para garantizar la alimentación y cuidados de los hijos, todos ellos menores de edad.

Así lo recoge el fallo, en el que se rechazan las explicaciones que se argumentaban en el recurso. El padre consideraba excesiva la cantidad impuesta y veía justa la de 150 euros mensuales por cada hijo. Afirmaba en su escrito que, con el objetivo de tener una mayor flexibilidad horaria para ver a sus descendientes había cambiado de trabajo, y que sus ingresos eran por ello algo inferiores, alegando también que estaba pagando un préstamo que había solicitado para hacer frente a los gastos atrasados de pensión, por lo que debía soportar también esa otra carga económica.

Pero los jueces no han atendido a estos argumentos, que fueron rechazados tanto por la Fiscalía como por la madre de los menores, y mantienen la cuantía de la pensión. Aseguran en la sentencia que el cambio de trabajo al que alude el padre lo hizo por voluntad propia, por lo que entienden que «debe operar la presunción de que sus ingresos no se verán mermados de forma significativa», recordando además que no está justificado que lo hiciera para poder ver a los hijos, ya que la nueva empresa tiene domicilio fuera de Galicia y el progenitor realiza frecuentes viajes de trabajo al extranjero.

Tampoco tiene éxito el demandante respecto al tema del crédito, puesto que los togados recuerdan que pidió una cantidad muy superior a la que le entregó a su mujer y que, en todo caso, eso supondría que dispone de dinero. «La solicitud del mismo constituye un indicio más de que sus recursos económicos son superiores a los que refiere», advierten los togados, que hacen mención a que los ingresos de la madre son mucho menores ya que no dispone de un trabajo habitual. «Una pensión de 250 euros mensuales para cada uno de ellos es ajustada a los gastos (alimenticios, vivienda, habitación y educación) propios de su edad y, proporcional a las circunstancias económicas del otro progenitor e ingresos del obligado», aseguran los magistrados en la sentencia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Alegó que no tenía ingresos para pagar la pensión de sus hijos, pero no le dan la razón