El gobierno ourensano no aclara cuánto personal teletrabaja, una ínfima parte según los sindicatos

Cada jefe de servicio decide cómo organizarse, dice el ejecutivo

Fachada de la Casa do Concello en la Praza Maior
Fachada de la Casa do Concello en la Praza Maior

Ourense

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, dijo en rueda de prensa esta semana que está satisfecho con la implantación del teletrabajo de los funcionarios municipales durante el estado de alarma. «Se puede decir que la máquina está funcionando bien por dentro», dijo el regidor, que destacó la compra de veinte ordenadores portátiles para facilitar el trabajo desde casa a los empleados que no disponen de equipos adecuados. Sin embargo, el gobierno municipal no es capaz de precisar con exactitud el número de ellos que están teletrabajando y los representantes sindicales aseguran que son una mínima parte.

Algunos funcionarios se han quejado de que no se han habilitado sistemas de acceso remoto a los equipos informáticos con los que trabajan habitualmente, como sí han hecho otras Administraciones y muchas empresas. Armando Ojea, concejal de Recursos Humanos, explica que el reparto de los ordenadores portátiles adquiridos por el Concello lo decidió cada jefe de servicio en función de sus necesidades. El edil dice desconocer, por lo tanto, cuántos empleados municipales están trabajando desde sus casas. «No te lo puedo decir exactamente porque son los jefes de servicio en cada momento los que se encargan de distribuir el trabajo entre la forma presencial y la forma telemática. Y la verdad es que, mientras ellos no me pongan al corriente de algún problema, confío en su criterio. A mí, mientras vaya saliendo el trabajo adelante, yo no pregunto», asegura Ojea, que pone el ejemplo de la asesoría jurídica porque sus trabajadores prepararon desde casa y con éxito la defensa del Concello ante una denuncia por la falta de equipos de protección para el servicio de ayuda a domicilio. El alcalde también destacó que los técnicos municipales cerrarán esta misma semana la liquidación económica del ejercicio 2019.

Sin embargo, los sindicatos aseguran que la mayor parte de los trabajadores están parados en sus casas. La compra de veinte ordenadores es, según dice José Manuel Rodríguez, del CSIF, «un parche que no soluciona nada». Asegura que los representantes sindicales desconocen los criterios con los que se decidió el reparto. Rodríguez afirma que los sistemas informáticos del Ayuntamiento están obsoletos y la capacidad de reacción ante una crisis como la del coronavirus era muy limitada: «Llevamos veinte años de retraso. Hace tiempo que no se invierte nada y nos hemos quedado rezagados». Precisamente, Manuel Pérez, de Comisiones Obreras, dice que «de case 800 persoas, pode haber vinte teletraballando, só algúns técnicos». Y añade: «Se a Deputación pode, nós tamén».

Diputación y PSOE

Precisamente, la Diputación ourensana informó que 170 de sus trabajadores están pudiendo realizar sus funcionar desde sus casas. Esta misma semana, la institución habilitó, además, un sistema para dar soporte a los ayuntamientos de la provincia en el teletrabajo del personal de sus servicios sociales municipales.

Por otra parte, el PSOE difundió este jueves un comunicado en el que los socialistas ironizan con la compra de los veinte ordenadores anunciada por Jácome. Se preguntan si servirán «para conectarnos con este gran centro da intelixencia artificial que seica agora vai a poñer en marcha».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno ourensano no aclara cuánto personal teletrabaja, una ínfima parte según los sindicatos