La construcción vuelve al trabajo y la industria sigue al ralentí

Las obras de la estación intermodal y del Arqueolóxico se retomaron este martes

Las obras en la intermodal se retomaron este martes
Las obras en la intermodal se retomaron este martes

ourense / la voz

Este lunes se abrió la veda, salvo excepciones, para que la construcción retomase su actividad, pero el convenio provincial del sector preveía ese día como festivo. Por ese motivo, la mayor parte de las obras que se estaban ejecutando en Ourense y que quedaron paralizadas durante las dos últimas semanas no se reactivaron hasta este martes.

Los obreros volvieron, por lo tanto, a trabajar en la construcción de la terminal de buses de la intermodal licitada por la Xunta, que este martes reiteró su intención de tener finalizada su ejecución este mismo verano. Además, el gobierno autonómico avanzó su intención de licitar cuanto antes la demolición de la vieja estación de autobuses de O Pino. Por otra parte, este martes también se retomó la reforma del Museo Arqueolóxico Provincial (una obra financiada, en este caso, por el Estado).

Salvo excepciones, todas las obras se han puesto en marcha de nuevo. Algunas, sin embargo, están pendientes de recibir suministros. Ese es el caso, según ha informado la Xunta de Galicia, del nuevo centro de salud de Pereiro de Aguiar. El inmueble está prácticamente terminado, pero faltan pequeños detalles, como el equipamiento. Parte del material tiene que llegar de Italia y actualmente existen muchas dificultades para mover mercancías desde allí en plena crisis sanitaria de ambos países.

Cabe destacar, por otra parte, que tampoco se han podido retomar las obras de reforma (salvo las urgentes) en edificios que estén habitados o, en general, donde los trabajadores puedan coincidir con otras personas. Esta restricción, anunciada por sorpresa a última hora del domingo, afecta especialmente a autónomos y pequeñas empresas, explican desde la asociación de constructores ourensanos.

A medio gas en los polígonos

La industria ourensana también está aún muy lejos de recuperar la normalidad. En el polígono de San Cibrao das Viñas siguen a medio gas. La asociación explica que este lunes retomaron su actividad algunas empresas. En torno al 45 % de ellas arrancaron la semana trabajando y este martes la situación seguía prácticamente invariable. Las grandes industrias de la automoción instaladas en la provincia de Ourense siguen paradas a la espera de que también la factoría de PSA en Vigo vuelva a funcionar con normalidad.

Por otra parte, muchas de las empresas que sí han vuelto a la actividad en el polígono industrial de San Cibrao das Viñas, lo han hecho de forma limitada. Desde la asociación que aglutina a los empresarios instalados allí explican que en la mayor parte de los casos han abierto con servicios mínimos o solo para reparaciones, es decir, con menos personal del que disponían en las semanas previas a conocer el impacto económico que tendría la crisis del coronavirus en España.

Más afectados por los ERTE

Muchas empresas aplicaron un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) y, según el último balance hecho público este martes por la Consellería de Economía, Industria e Emprego, ya hay en la provincia 16.440 trabajadores afectados. Ese registro no ha parado de crecer en Ourense pese a que nivel autonómico se llegó a superar la barrera de los 200.000 trabajadores y ahora ya hay menos. Casi 4.000 empresas han recurrido a un ERTE en la provincia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La construcción vuelve al trabajo y la industria sigue al ralentí