Los abogados de Ourense podrán asistir a los detenidos desde su casas

El colegio suprime el pago de tres cuotas y adelanta una parte del seguro civil


ourense / la voz

La provincia de Ourense encara su tercera semana de confinamiento y la justicia mantiene los servicios mínimos que se fijaron una vez que se decretó el estado de alarma en todo el país. Con los plazos procesales suspendidos, la principal actividad es la que registran los juzgados de instrucción en funciones de guardia, que en los últimos días han visto reducirse significativamente el número de detenidos; aún así, quienes estos días se saltan la ley y terminan siendo arrestados, deben ser asistidos por un abogado y comparecer ante un juez, por lo que se han tomado las medidas necesarias para evitar riesgos de contagio entre todos los que deben estar presentes cuando se realizan esas comparecencias.

Así, este mismo lunes la junta sectorial de jueces de instrucción de Ourense, de conformidad con lo acordado por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial y la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para fomentar el teletrabajo y los mecanismos telemáticos alternativos durante el estado de alarma decretado debido a la crisis sanitaria a causa del coronavirus, acordaba implementar un sistema de telecomunicación a través del programa Cisco, como canal seguro, «en el que puedan participar sin desplazarse al juzgado los abogados de Ourense para la práctica de diligencias urgentes e inaplazables que requieran de su asistencia». Este tipo de medidas se desarrollarán en todos los casos «bajo la coordinación del juzgado competente, en la medida de lo posible y si la tecnología lo permite».

Para juicios, también

En la junta de jueces de Ourense se acordó igualmente que « siempre y cuando con antelación las partes o los juzgados lo soliciten al decanato», la posibilidad de disponer de un sistema telemático también podrá habilitarse para la celebración de juicios de cualquier jurisdicción de los considerados esenciales, así como para la práctica de diligencias que se consideran inaplazables o urgentes. En este supuesto estarían las causas con preso, que no se han visto afectadas por la medida que paraliza los plazos judiciales. En caso de que se solicite y se aprueba la posibilidad de hacer juicios «virtuales», el decanato «pondrá los medios necesarios para la creación de una sala virtual, a través de este sistema remoto, que permita la intervención de todos los operadores jurídicos y partícipes en juicios», aseguraban a través de un comunicado. Los jueces de instrucción acordaron poner en macha esta medida después de que el decano, Leonardo Álvarez Pérez, contactase con el personal de informática de los juzgados de Ourense para que habilitase el mecanismo que permite participar a los abogados de forma remota desde sus despachos profesionales o sus domicilios, como ya se hacía en el juzgado de guardia con otros profesionales.

La medida había sido solicitada desde el Colexio da Avogacía de Ourense, ya que en algunos casos los letrados asignados al turno de oficio se habían tenido que desplazar en las dos últimas semanas a las distintas sede judiciales en las que hubiera detenidos para prestarles asistencia letrada, en las que no siempre había medias de protección. A partir de ahora, y siempre que ellos quieran optar por esta alternativa, podrán hacer las comparecencias desde su casa o incluso desde el propio colegio de abogados, que facilitará a los colegiados los medios técnicos necesarios para quienes no dispongan de ellos en sus domicilios.

Asimismo, desde la institución se han puesto también en contacto con los distintos partidos judiciales para que en aquellos en los que no se disponga de medios para realizar videoconferencia, se pueda prestar asistencia telefónica a los arrestados, garantizándose en todos los casos sus derechos.

Un respiro en los pagos

No es esta la única medida que se ha puesto en marcha desde el colegio. Con la paralización judicial los abogados viven en una situación de impás, por lo que se han dado algunos pasos para tratar de paliar la ralentización de los ingresos. Así, la institución, que representa a más de seiscientos profesionales de toda la provincia, ha acordado suspender el pago de las cuotas durante tres meses, así como adelantar el pago del primer plazo del seguro de responsabilidad civil. «Se va a suspender el pago de los meses de marzo, abril y mayo, y una vez volvamos a la normalidad veremos si se pueden retomar o si se puede hacer algún tipo de condonación», asegura la decana, Pilar López-Guerrero, que recuerda que esto último debe ser aprobado en junta. Asimismo, la entidad ha acordado adelantar la primera de las cuatro cuotas anuales del seguro de responsabilidad civil de los profesionales, lo que supondrá un desembolso de unos 35.000 euros. «Nos interesaba darle prioridad a esto para garantizar que todos los compañeros estén cubiertos en estos tiempos complicados».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los abogados de Ourense podrán asistir a los detenidos desde su casas