El gobierno local renuncia por ahora a la línea de bus circular que prometió

Cualquier cambio de calado en el transporte deberá esperar a una nueva licitación

La línea circular fue anunciada en enero tras la inauguración de la nueva biblioteca pública en San Francisco.
La línea circular fue anunciada en enero tras la inauguración de la nueva biblioteca pública en San Francisco.

Ourense

El Concello de Ourense no podrá cambiar de forma sustancial el mapa de líneas del transporte urbano hasta que el servicio sea licitado de nuevo. Así lo reconoció este jueves el portavoz de la Junta de Gobierno Local, Miguel Caride, que explicó que las modificaciones de calado no pueden aplicarse actualmente debido al sobrecoste que provocarían.

El ejecutivo municipal no podrá cumplir, por lo tanto, con su promesa de crear una línea circular. El anuncio lo hizo el propio Miguel Caride, concejal de Infraestructuras y Movilidad, el día 14 de enero. Los planes del gobierno pasaban por modificar la actual línea 18 para dar servicio a la nueva biblioteca pública en San Francisco, que entonces acababa de ser inaugurada, y a otras dotaciones como el pabellón de Os Remedios, el nuevo edificio judicial y el centro de salud de O Couto. En el comunicado oficial difundido en aquel momento por el Concello se decía que se esperaba que el nuevo servicio pudiese comenzar a prestarse «inmediatamente».

Han pasado casi dos meses y la línea circular prometida no funciona. «Temos un problema moi grave», explicó Miguel Caride cuando fue preguntado por esa demora en su comparecencia de este jueves ante los medios de comunicación. El portavoz del gobierno local recordó que el servicio lleva prestándose en precario desde el año 2014. «Non temos cobertura xurídica para impor nada á empresa», indicó el concejal, que precisó que cambios de calado como ese en el mapa de líneas provocarían un sobrecoste que el Concello de Ourense no podría asumir. Si lo hiciera, el Ayuntamiento estaría incumpliendo la ley.

«Temos que axustarnos á legalidade», sentenció Caride, que añadió que habrá que esperar a que se licite de nuevo el servicio. En el nuevo pliego de condiciones -que, según dijo, ya está elaborado- se incluirán la línea circular y las más de setenta peticiones vecinales que el gobierno municipal ha reunido sobre cambios en paradas, horarios y otras mejoras en las condiciones del servicio. Cabe recordar, no obstante, que antes de proceder a la licitación está pendiente la aprobación definitiva del nuevo reglamento municipal del transporte urbano. Al texto que propuso el ejecutivo se presentaron enmiendas por parte PSOE, BNG y Comisiones Obreras. La resolución de las mismas se aprobará en el próximo pleno municipal, en el mes de abril, según avanzó Caride.

Bolardos

En su rueda de prensa, el concejal de Infraestructuras y Movilidad fue preguntado por su valoración respecto a la supresión de los bolardos como sistema de acceso al casco viejo. Según aseguró, el gobierno municipal no ha detectado un incremento en la presencia de vehículos en la zona, aunque sí casos puntuales de «incivismo, de xente que pensa que é máis lista que os demais». La eliminación de los bolardos trata, según dijo, de dar un «marxe de confianza á cidadanía», pero los conductores que infrinjan la normativa serán sancionados, advirtió.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El gobierno local renuncia por ahora a la línea de bus circular que prometió