El disfraz de Casiano encandila a Pedroche

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

OURENSE

La presentadora de «Zapeando» compartió en su Instagram una foto del fisio ourensano disfrazado de ella

11 feb 2021 . Actualizado a las 15:46 h.

Los disfraces de esta edición del entroido en Ourense siguen dando que hablar. Y todo bueno. En esta ocasión, se trata de uno de los trajes escogidos por Casiano, quien cada año consigue llamar la atención de los ourensanos con elecciones originales, extravagantes y picarescas. El fisioterapeuta, natural de Muíños, se disfrazó el lunes de carnaval de Cristina Pedroche, luciendo una versión del vestido de pan de oro que la presentadora llevó durante las campanadas del último año. El resultado fue tan espectacular que hasta la propia Pedroche lo compartió este domingo en sus fotos de Instagram con el texto «GRACIAS» y un montón de corazones.

«La vi en directo en fin de año y ya me gustó, así que me guardé la idea hasta hace unas semanas», explica Casiano. «Cristina me encanta, es una chica auténtica y llena de personalidad, que demuestra amor por su tierra y por los suyos, mientras lo que opinen el resto le da igual. Me identifico mucho con ella, así que fue un placer y un honor meterme en el personaje», añade. El de Muíños es un asiduo en el entroido, una fiesta que dice que disfruta más que ninguna otra y para la que planea atuendos de lo más llamativos. «El carnaval es eso: llamar la atención. Es sátira, crítica, sensualidad y muchísimo buen humor. Creo que es fundamental aprender a reírse de uno mismo y yo en estos días lo hago más que nunca, y me lo paso genial», cuenta. La versión del vestido de Casiano no estaba hecha a base de pan de oro, sino de ajustadísima licra, por lo que tuvo que ir a probárselo varias veces antes de conseguir el vestido definitivo. «Tenía que ir cómodo, así que nada de rigidez». De hacerlo realidad se encargó la modista ourensana, Puri Vázquez, de El Taller de Puri. «Trabajar con Casiano es una gozada. Siempre viene con una idea clara y desde ahí me da total libertad para crear y hacer mi trabajo», afirma. Esta ourensana lleva cosiendo desde que tenía 15 años y admite que todavía es lo que más le gusta hacer. De esta forma no es de extrañar que apenas tenga hueco para realizar disfraces a nuevos clientes. «En entroido tengo como a una veintena de personas fijas, a las que les confecciono disfraces año tras año», relata. Más allá de agobiarse, le encanta: «Tengo que decir que nunca me gustaron los carnavales para consumirlos, pero para trabajar me fascinan. A la hora de pensar los disfraces, la gente se desmadra y es muy original, así que tengo la posibilidad de crear diseños diferentes, de construirlos en mi cabeza y de darles vida». Así ha llegado a hacer disfraces de animales disecados, de damas antiguas de la más alta nobleza, de princesas Disney de última generación o hasta de la tetera y de la taza de La bella y la Bestia.

Santi M. Amil

Casiano lleva confiando a Puri sus disfraces desde hace muchísimos años, de ahí que formen tan buen equipo. «Dejo totalmente que ella decida cómo poner en marcha las ideas que le llevo y siempre quedan genial», afirma el fisioterapeuta. Este año, la modista se ha encargado también de hacerle el traje de Satisfyer y el de azafatas para él y su familia. «El de Cristina Pedroche no fue de los más complicados, si juntásemos todos los tiempos, se traduciría en dos días de trabajo», dice Puri. El look lo completó la sesión de peluquería y maquillaje en Gallego Estilismo. Por supuesto el resultado fue de lo más logrado.

Las «pedroches» de Xinzo deslumbran

María Doallo

Rebeca Sotelo, Angélica Freiría, Antía Rodríguez, María Campo y Noelia Rodríguez son amigas de toda la vida y siendo de Xinzo, uno de los grandes epicentros del entroido en Galicia, no es de extrañar que dediquen meses y meses a preparar sus disfraces y a realizarlos ellas mismas. Lo fuerte vino este año. Uno de los primeros días que se juntaban para proponer ideas a María se le ocurrió lo siguiente: «Estábamos en Navidad y vi una noticia sobre Cristina Pedroche. Me di cuenta de que llevaba cinco años presentando las campanadas y nosotras somos cinco. Así que ahí teníamos el disfraz». Cada una de ellas diseñó uno de los controvertidos y originales trajes que la de Vallecas luce en Fin de Año. El resultado fue un éxito, con vestidos muy logrados que tardaron dos meses en confeccionar. «Nos juntábamos todas las tardes y cosíamos cada una el suyo, pero a nosotras hacerlo nos encanta. Somos de Xinzo y vivimos mucho el entroido», dice la joven limiana. Tanto es así, que consiguieron llamar la atención de la Cristina Pedroche de verdad, que compartió la foto en su Instagram.

Seguir leyendo