Zidane le da un golpe en el coche y él aprovecha para pedirle un selfie

El entrenador del Real Madrid chocó contra el vehículo de un vecino de A Rúa de Valdeorras


O Barco / La Voz

El sábado por la mañana, el valdeorrés Ignacio Fernández se dirigía a una feria de decoración en Madrid cuando, en una rotonda en Valdebebas, tuvo un accidente. Un coche le dio por detrás después de que tuviese que parar antes de acceder a la glorieta porque venía un vehículo a gran velocidad. El ourensano paró el coche y se bajó, y fue entonces cuando del otro vehículo salió Zinedine Zidane.

«Nada máis velo xa o recoñecín e xa lle dixen: 'Me hubiese gustado conocerte en otras circunstancias, pero esta tampoco está mal'», cuenta el gerente de Muebles El Barato, en A Rúa de Valdeorras.

Consciente de que el entrenador del Real Madrid siempre va rodeado de periodistas, Fernández le ofreció la posibilidad de dejar los trámites ante el seguro para más tarde, no sin antes aprovechar para pedirle una foto. «Dixenlle se podíamos sacar un selfie, porque se non a xente non me iba crer que me dera un golpe Zidane; e moi amable dixo que si. Sacou o gorro e fixemos a foto», cuenta Fernández. Bueno, hubo algo más. «Díxenlle tamén que se quería quedaba todo en nada, que cambiabamos alí os coches así a pelo e listo», dice. Zidane respondió riendo, pero no hubo trato. El técnico francés llevaba un Audi RS 3 Sportback TFSI Quattro S Tronic, valorado en más de 60.000 euros. El vehículo del gallego es de la misma marca, pero se trata de un modelo «más económico».

A la izquierda, los daños en el coche de Zidane; a la derecha, el estado del coche del valdeorrés
A la izquierda, los daños en el coche de Zidane; a la derecha, el estado del coche del valdeorrés

Cada uno se fue por su lado, eso sí Zidane con el número de teléfono del empresario valdeorrés para poder después hacer el parte para el seguro. Horas más tarde le llamó el representante del entrenador del Real Madrid para gestionar los papeles, aunque en ese momento Fernández estaba en la feria de muestras y le pidió tiempo.

Finalmente, el lunes por la tarde volvieron a hablar y cerraron el asunto. «O representante dixo que estaba moi agradecido porque Zidane iba para o adestramento e tiña moita présa, polo que agradecía que non o tivera entretido pedindo firmas, camisetas ou entradas...», relata Fernández. Porque, como él mismo cuenta, enseguida le confesó que en realidad, «a min o fútbol tampouco me interesa moito», dice divertido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Zidane le da un golpe en el coche y él aprovecha para pedirle un selfie