La DGT recomienda tres rutas protegidas para ciclistas en Ourense

Tráfico realiza controles en los viales con más presencia de bicicleta


ourense / la voz

La muerte de un hombre arrollado por un coche cuando circulaba en bicicleta por la N-525 en Xinzo el pasado domingo ha puesto en evidencia el riesgo que supone para los ciclistas transitar por las carreteras. Esa es una de las razones por las que la Dirección General de Tráfico ha establecido lo que denomina rutas seguras. De estas no existe ninguna en Ourense, debido a su orografía, aunque sí de las denominadas protegidas. En Galicia hay doce. Tres se encuentran en la provincia. Son Ourense-Ribadavia-Ourense, de 78 kilómetros (OU-402, OU-403, OU-406, N-120); la comprendida entre Maceda-Almoite-Milagros-Maceda, de 10 kilómetros (OU-103, OU-108, OU-109), y Ourense-Ribadavia-Carballiño-Ourense, otros 62,8 kilómetros que transcurren por la N-120, OU-504, y N-541. Algo más de 150 kilómetros señalizados como rutas en bicicleta desde hace un par de años, que tienen unas características especiales. Es requisito fundamental que sean de doble sentido, sin alta ocupación, no tener puntos negros o tramos de concentración de accidentes, además de que el firme se encuentre en buen estado.

Para pacificar el tráfico en estas vías hay una disminución temporal del límite máximo de velocidad —depende del tipo de vía, la anchura y estado de su arcén—, mayor número de controles preventivos de alcohol y drogas, también en sus vías de acceso, y más presencia de agentes de la Guardia Civil de Tráfico, sobre todo durante los fines de semana (sábado y domingo por la mañana) y los meses de verano, que es cuando más ciclistas recorren estas carreteras.

Las tres rutas ourensanas cuentan con señalización vertical que incluye advertencias de peligro por la presencia de ciclistas, con un panel recordando la obligatoriedad para los conductores de otros vehículos de guardar la distancia lateral de 1,5 metros. Aunque no forma parte de una ruta protegida, en los últimos meses se ha unido otro tramo, que pasa por Seixalbo, de la OU-105, que tiene un carril especial para los ciclistas, al ser desde hace años una zona muy utilizada por estos deportistas. En ninguna de estas vías se registraron accidentes con ciclistas durante el pasado año.

Vías peligrosas

A pesar de existir estas rutas protegidas, hay muchos amantes de la bicicleta que usan otras alternativas más arriesgadas para su seguridad. Es el caso de la N-120 desde la capital ourensana hasta Os Peares. Una carretera considerada por la DGT como muy peligrosa. Además de la estrechez de la vía, con zonas en las que no se puede adelantar (no existe suficiente distancia de seguridad), se trata de una vía con constantes derrumbes de tierra sobre la calzada y por la que transita mucho vehículo pesado, que a su paso puede desestabilizar la marcha de los ciclistas, que no tienen demasiado margen en el arcén para desviarse ni unos metros. A esto hay que añadir muchas zonas de sombra, con firme deslizante, sobre todo durante los meses de invierno. Aunque en un principio la federación gallega de ciclismo —con la que se ha contado para establecer las rutas protegidas— pretendía que este tramo fuera incluido, finalmente la DGT lo descartó. Igual ocurre con la OU-536 en sus primeros kilómetros desde la capital hacia Trives, un tramo usado por ciclistas que, aunque es menos arriesgado que la N-120, no se estima como una ruta protegida.

Uso obligatorio del casco en carretera y controles de alcohol, al igual que otros conductores

Los ciclistas además de derechos cuentan con obligaciones, que tienen que ver tanto con su propia seguridad como con la del resto de vehículos o personas que transitan por la misma vía. Si se circula por la noche, pasos inferiores y túneles es necesario llevar el alumbrado que corresponda y es obligatorio el uso de casco de protección, homologado, para conductores y ocupantes, si circulan por vías interurbanas -en las ciudades o villas es recomendable- salvo en rampas ascendentes prolongadas, por razones médicas acreditadas o en condiciones extremas de calor. La tasa máxima de alcoholemia de los conductores en general también afecta a los ciclistas que están obligados a someterse al preceptivo test de alcoholemia. Deben señalizar todos los cambios que hagan en las vías y si van en grupo podrán circular en columna de a dos, como máximo.

En un paso de cebra tienen prevalencia los peatones y si un ciclista quiere usarlo, debe bajarse de la bicicleta. Tienen prohibido circular, como norma general, por autopistas y autovías. No obstante, los conductores mayores de 14 años pueden hacerlo por los arcenes de las vías rápidas, salvo que una señal lo prohíba y aconseje alternativas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La DGT recomienda tres rutas protegidas para ciclistas en Ourense