La Giralda de Kansas City


Otra noche en vela con el fútbol americano. Debo admitir que, en la Super Bowl de este año, se me iban los ojos a los 49ers de Jimmy G, pero acabé rendido al carácter ganador de Patrick Mahomes y a la afición más ruidosa del mundo -Libro Guinness dixit-, la de los Kansas City Chiefs. Brutal, su interpretación del Tomahawk Chop, al más puro estilo guerrero.

Después de todo, la ciudad norteamericana tiene ese vínculo tan simpático con Sevilla, reforzado durante casi un siglo, desde que un promotor inmobiliario se enamoró de la Giralda y levantó una a escala (40 metros) en la zona comercial que levantó en su ciudad. Cuestión de distancias. Curiosamente, los nuevos campeones de la NFL iniciaron su remontada con un pase de similar longitud. Mahomes le envió el balón picudo caído del cielo a las manos de Tyreek Hill en el momento preciso.

En mi Twitter, sin embargo, se mezcla esa acción con el golazo de Pibe, desde la línea central del Baltasar Pujales, para que el Ourense CF igualara un partido que se le había puesto de espaldas. Y no crean que el poderío mediático del Súper Tazón -como dicen los latinos- le resta potencia a la gesta del argentino de Cambados. Su golazo ya compite en las redes con otros de la máxima categoría.

Y al fino centrocampista de los ourensanos, que debutó en Primera a los 18 con los colores del Betis, igual le contaron aquella historia de la estatua del indio a caballo que otea la avenida del Greco, en la ciudad hispalense: «Está buscando la antigua fábrica de Cruzcampo». ¡Tendrán guasa!

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Giralda de Kansas City