El ganadero acusado de dejar morir a sus ovejas, a juicio de nuevo en un mes

El hombre está acusado ahora de abandonar a dos ovejas que fueron atacadas por animales salvajes y murieron


ourense / la voz

Para el próximo cuatro de marzo está señalado en el juzgado de lo penal una vista por maltrato animal que sentará en el banquillo de los acusados a un ganadero que ya fue juzgado hace apenas una semana por delitos similares.

Se trata de Agustín M. B., quien tras ser acusado de haber abandonado a su rebaño de cabras y ovejas, cuyos cadáveres fueron encontrados en una granja de Barbadás, tendrá ahora que dar cuenta de su presunta responsabilidad en la muerte de otros animales, ocurrida al parecer en fechas anteriores a los ya juzgados.

Recoge el escrito de acusación del asunto, que se investigó en el juzgado de Instrucción 1 de Ourense, que el acusado era titular y encargado de una explotación ganadera situada en en el término municipal de Nogueira de Ramuín entre los meses de abril a 11 de julio de 2017. En ese tiempo, y siempre según la versión del ministerio público, el sospechoso «dejó de proporcionar a algunos de los animales ovinos que se encontraban en la explotación los alimentos y cuidados necesarios para su subsistencia». Asimismo, no se habría preocupado de que las reses estuvieran protegidas en un recinto debidamente cerrado, lo que habría propiciado que algunos animales abandonaran la finca en la que se encontraban «debido a la falta de cercado y estando expuestos a ataques de la fauna silvestre».

«No pude hacer nada», alega un ganadero acusado de dejar morir de hambre a su ganado

m. vázquez

El acusado atribuye la muerte de sus ovejas y cabras a la basquilla, pero en la nave no había comederos ni bebederos

El 26 de marzo del 2018 dos agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza entraron en una nave de A Lama, Piñor, alertados por el fuerte olor que salía del interior. Los había avisado la policía local de Barbadás por la presencia en el pueblo de cinco mastines que deambulaban y parecían abandonados, así que al ir en busca de los animales se toparon con la nave. Desde fuera observaron una cabra tirada en el suelo, por lo que empujaron la recia puerta de la instalación para ver si estaba viva y precisaba quizás ayuda. No solo estaba muerta, sino que junto a ella los agentes encontraron un cementerio de animales en el que contaron 38 esqueletos de cráneos de pequeños rumiantes, cabras y ovejas, además de otros dos animales cargados en un tractor, en estado de descomposición.

Seguir leyendo

A consecuencia de esos ataques dos de las ovejas del acusado, debidamente identificadas con sus crotales, fueron heridas gravemente, siendo encontradas «en estado agonizante», de tal forma que fue necesario practicarles la eutanasia «para evitar su sufrimiento».

Para la Fiscalía de Ourense estos hechos serían constitutivos de dos delitos de maltrato animal, por los que reclama dos años de prisión. Asimismo, esta parte interesa que, en caso de condena, el imputado quede inhabilitado durante seis años para el ejercicio de cualquier profesión relacionada con los animales, así como la tenencia de alguno. Es posible, en todo caso, que antes de que vuelva a ser juzgado ya se conozca la sentencia por el primer caso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ganadero acusado de dejar morir a sus ovejas, a juicio de nuevo en un mes