Nota alta para los ourensanos antes del parón de fin de año

El Ourense CF y el Barco se convirtieron en dos serios aspirantes a las plazas de promoción de ascenso a Segunda B


OURENSE

La Tercera División llegó a su paréntesis navideño con buenos indicativos para el cuarteto ourensano, en especial para dos de los grandes protagonistas de la primera vuelta, aún pendiente de dos jornadas, más los partidos aplazados por el temporal el último fin de semana.

El Ourense CF y su potencial anotador han sido la gran alternativa al Compos y, de hecho, los de Fran Justo lideraron durante varias jornadas el torneo, teniendo en cuenta que no pierden desde la segunda semana de la competición. El balance doce victorias, cuatro empates y la única derrota en Abegondo frente al filial deportivista es un aval importante de lo que puede hacer este plantel en una carrera en la que solo cede la mínima desventaja ante un equipo de autor como el de Yago Iglesias, que pule año a año defectos y ya es tan sólido como para encajar tan solo seis goles en diecisiete partidos, con el exourensanista Pato bajo palos.

A esa dupla privilegiada la sigue un Barco que hizo los deberes con una gran solvencia. Manolo Pérez también le dio continuidad al trabajo del pasado ejercicio y, aún renovando algunas posiciones que no eran fáciles de cubrir, está a solo siete puntos del liderato, con el partido pendiente ante el colista Pontellas. Mucha pegada y una racha imposible para la mayoría, como fueron sus once victorias en doce partidos.

Aún lejos de esas posiciones de privilegio, los cinco triunfos de la UD Ourense en los seis partidos previos a las vacaciones reflotaron al plantel de Currás, que algunos ya daban por derruído. La promoción es un sueño complicado, pero no tan lejano como podría parecer al principio del curso y las sensaciones de diciembre dictan que se trata de un elenco con margen de mejora, gracias al crecimiento de jugadores como Carlos, Champi o el goleador Iago Blanco, sin olvidar la recuperación de jugadores como Germán, Isi o Rubén Arce que podrían ser como fichajes de invierno.

El más irregular de los cuatro parece el Arenteiro, pero los empates -nueve en dieciséis partidos- son un lastre que ha frenado a los hombres Gelucho, muy competitivos en cada contienda. La llegada de Wadir y la paulatina recuperación de Mitogo le dio aire a los verdes en la faceta realizadora y ya se habla de alguna contratación más desde la llegada de un Pablo Lede que puede equilibrar su juego en la parcela ancha. Hay motivos para el optimismo en todo caso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nota alta para los ourensanos antes del parón de fin de año