El lotero que sigue repartiendo suerte a un año de jubilarse

Antonio Nóvoa, de Loterías Vilamarín, vendió dos de los tres décimos premiados en la provincia


ourense / la voz

Después de que hace un año el gordo cayese en la ciudad por primera vez con un décimo vendido en la Cafetería Cervantes, este la lotería de Navidad ha estado muy repartida y lo cierto es que en Ourense solo se han quedado 18.000 euros. Un quinto premio recayó sobre el número 06293 y en la provincia se vendieron tres décimos que añadieron 6.000 euros a los bolsillos de sus propietarios. Concretamente uno de ellos se vendió en Padrenda, en un quiosco situado en la carretera de Agra a A Notaria, y los otros dos los vendió Antonio Nóvoa en Loterías Vilamarín, en el barrio de Santa Teresita, justo en su último año antes de jubilarse.

«Esperaba que este año tocase aquí el gordo para ya despedirme por todo lo alto, pero no pudo ser. Así que me queda un sorteo de lotería de Navidad más y me jubilo», explica el propietario del establecimiento situado en la calle Río Xares de la capital ourensana. No pierde la esperanza y está seguro de que en el 2020 va a repartir el primer premio: «Es mi última oportunidad, así que tiene que tocar».

Por el momento, este domingo repartió 12.000 euros a dos clientes habituales de su negocio. «El dinero se queda en Ourense. Es una alegría muy grande porque son dos personas que conozco y me alegro muchísimo por ellos», cuenta. Antonio cree que en los tiempos que corren un pequeño empujón económico no le viene mal a nadie y explica que este año, algunos de sus clientes tuvieron que esperar a cobrar la paga extra para poder comprar los décimos del sorteo navideño. «Hoy en día el dinero no le sobra a nadie y la mayor felicidad para mí es cuando le toca a gente que lo necesita», explica.

No es la primera vez que tiene suerte, aunque no es de extrañar si se tiene en cuenta que lleva más de cuarenta años al frente de Loterías Vilamarín, donde además de boletos también vende chucherías a los más pequeños del barrio. A sus 64 años Antonio recuerda varios décimos premiados vendidos. En el 2018 entregó 50.000 euros provenientes de un tercer premio y el anterior otro quinto premio. «La verdad es que tenemos muchísima suerte, siempre tenemos algún décimo vendido con premio. Ahora a esperar a que el año que viene sea el gordo», finaliza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El lotero que sigue repartiendo suerte a un año de jubilarse