El Supremo confirma que llamar Ingeniería Física a una titulación no genera confusión

Los jueces ponen punto y final a una carrera judicial que sembró controversia en el momento en el que se barajaba en Ourense el regreso de los estudios de Física


ourense / la voz

La implantación en el campus de Ourense de un grado de Ingeniería Física fue un proyecto frustrado que, en el camino, se encontró con muchos obstáculos. Uno de ellos lo plantearon los ingenieros industriales, quienes se oponían a la puesta en marcha de la titulación por la sencilla razón de que, según ellos, el término de Ingeniería Física podía crear confusión. Llegaron a amenazar con ir a los tribunales si el grado se ponía en marcha, pero finalmente no tuvieron que hacerlo porque la propuesta no salió adelante.

Eso sí, demostraron que no iban de farol porque poco después de aquello el colectivo interpuso una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, tratando de echar abajo la orden de la Generalitat de Cataluña por la que se había acordado implantar los estudios de Ingeniería Física en la Universidad Politécnica de Cataluña. Solicitaban que se anulase la implantación y la denominación de «ingeniería», alegando que el término incurría «en confusión, por lo que debe ser anulado».

Perdieron en aquel tribunal, que no vio problema con la denominación de una profesión nueva dentro del amplio elenco de ingenierías ya existentes, pero no se dieron por vencidos y llegaron hasta el Tribunal Supremo, que tres años y medio después tampoco ha dado una respuesta favorable a sus pretensiones. «Carecería de sentido cuestionar la legalidad de la orden de una comunidad autónoma que acuerda la impartición de un título universitario, por entender que su denominación es contraria a derecho», dicen los jueces. Recuerdan que el acuerdo del consejo de ministros que autorizó el título no fue impugnado, «produciéndose el contrasentido, caso de prosperar su recurso, de que no se permitiría impartir los estudios correspondientes a un título, por entender que su denominación es contraria a derecho, cuando esa misma denominación ha sido autorizada oficialmente por acuerdo del Consejo de Ministros, y dicha autorización es firme por no haber sido impugnada».

Y con este fallo se cierra, cinco años después, un capítulo que supuso una piedra más para el regreso al campus provincial de los estudios de Física, que se habían cerrado en el año 2009. La oposición de los ingenieros industriales al grado y sus amenazas de denuncia, mediante comunicaciones que incluso enviaron a la Consellería de Educación, sembraron controversia y, fuera o no por aquello, meses después se rechazó implantar el grado.

Desde el campus, al hilo de esta resolución, recuerdan que actualmente hay 17 profesores de Física que imparten menos de 50 horas de clase al año, advirtiendo además que el grado de esta titulación que se imparte en la Universidad de Santiago de Compostela ha tenido en la última convocatoria 600 peticiones para 90 plazas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Supremo confirma que llamar Ingeniería Física a una titulación no genera confusión