Jácome rebaja su pulso a la policía, pero aún ve «manzanas podridas»

El alcalde de Ourense pidió perdón en el pleno: «Metí a todos en el mismo saco»


ourense / la voz

La relación del alcalde de Ourense con la Policía Local acaparó la atención del último pleno del año desde el minuto cero. Y es que Gonzalo Jácome inició la sesión ordenando retirar unos carteles situados en la zona alta del salón donde se ubica el público. En ellos se podía leer la palabra «respeto», que se ha convertido en el lema de agentes policiales como medida de protesta por lo que consideran ataques frontales del regidor. Esa decisión le valió los reproches de la oposición, pero Jácome se escudó en que un jefe policial le había indicado que no se podían mantener esos cartelones que, por otro lado, son habituales en las sesiones municipales para diferentes demandas sociales.

El debate sobre la tortuosa relación entre Jácome y los policías subió de tono con una moción del PSOE, que quería arrancar al bipartito (DO-PP) un acuerdo para exigir respeto del gobierno local a los agentes, además de una mayor dotación de medios humanos y materiales. El regidor rechazó la propuesta, aunque rebajó considerablemente su discurso contra los policías e incluso se llevó un aplauso de los que estaban en el pleno cuando se disculpó, al menos parcialmente. «Hay una sentencia firme de que un mando falsificó multas. ¿Eso no es una mafia policial? Metí a todos en el mismo sacó y por eso pido perdón. Hay gente muy competente, pero no todos son ejemplares. Quiero dejar claro que no opino así de toda la Policía Local, pero sí que hay manzanas podridas. Si cometí ese error, pido perdón», reflexionó.

Antes de esas disculpas, Jácome reiteró su opinión de que la gente tiene una mejor valoración de la Policía Nacional que de la Local y que muchos de los agentes que hay en el cuerpo entraron por enchufe y hasta tuvo tiempo de cuestionarse, entre risas, los supuestos ataques: «Dígame una sola vez en que falté al respeto a la Policía Local». Y miró al futuro: «Si a los dos años de estar en el cargo hago una crítica fuerte de la Policía Local, sería mi responsabilidad», zanjó. Entre medias aseguró que se compromete a mejorar la situación del cuerpo y avanzó que en enero entrarán nueve policías más tras superar el período de prácticas y que su reto es sacar entre 20 y 30 nuevas plazas.

La oposición arremetió contra el alcalde por considerar que menoscaba el prestigio del cuerpo y que sus ataques se traducen en que los ciudadanos les pierdan el respeto. «A xente dilles que xa o di o alcalde que son uns corruptos», aseguró Rodríguez Villarino. El portavoz del PSOE pidió a Jácome que tras su «pequeno paso» para reconciliarse con los agentes, que apoyara la moción para mostrarles su respeto.

El portavoz de Ciudadanos, José Araújo, considera que el cambio de giro del regidor en sus declaraciones no fue sincero, sino parte de una estrategia: «Viulle as orellas ao lobo, reculou e pediu desculpas. É incrible que teñamos que perder tempo nun pleno en que o alcalde teña educación e respecto».

El portavoz del BNG, Luis Seara, lamentó que dejara a estos funcionarios a los «pes dos cabalos». Los grupos de la oposición, entre ellos el líder nacionalista, pusieron el foco en el hecho de que concejales del PP aplaudieran «e se puxeran incluso de pé» para aplaudir a la jefa de la Policía Local al recibir un premio y que, sin embargo, ampararan con sus votos los ataques del alcalde. «Son cómplices desta campaña», concluyó Seara.

El gobierno local ya tiene un primer borrador para regular los patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos, conocidos oficialmente como vehículos de movilidad personal, llegaron al pleno de diciembre a través de una moción de Ciudadanos, en la que se reclamaba al Concello de Ourense la elaboración de una ordenanza que regule su funcionamiento. No era la primera vez, ya que DO también lo intentó por la misma vía cuando estaba en la oposición hace un año. Ahora, en el gobierno, el portavoz del grupo, Miguel Caride, avanzó que ya tienen un primer borrador sobre el que trabajar para regular su uso y cuestiones como la edad mínima de los conductores o por dónde deben de circular. Caride explicó que su trabajo se ve ralentizado por la falta de una normativa clara por parte de la DGT y la necesidad de consensuar con todas las partes implicadas el documento antes de su aprobación. En este sentido, indicó que no «nos debemos precipitar» y que mirarán todo con «lupa».

Por otro lado, en la sesión se aprobó por unanimidad un acuerdo para que el Concello de Ourense para que las instalaciones municipales cuenten con años adaptados para personas ostomizadas. La propuesta llegó por partida doble en una moción de Ciudadanos y BNG. El edil responsable se comprometió a asumir esa demanda.

Unanimidad para exigir otro horario en las bibliotecas

Una moción del PSOE arrancó un acuerdo por unanimidad del pleno para exigir a las administraciones que tomen medidas para ampliar los horarios de las bibliotecas municipales. Los socialistas lamentaron que la tercera ciudad de Galicia sea la única que no tenga cobertura durante las 24 horas del día. Se censuró, por ejemplo, los horarios de la biblioteca del campus. La concejala de Educación, María Teresa Rodríguez, se comprometió a buscar soluciones dentro de los recursos municipales para habilitar salas de estudio que sirvan de espacio, tanto para universitarios como para aspirantes a oposiciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jácome rebaja su pulso a la policía, pero aún ve «manzanas podridas»