Trasladan al CHUO a un recién nacido y a su madre tras un parto de urgencia en Verín

El servicio de Ginecología del hospital de Verín asistió durante la pasada madrugada un parto de urgencia en las instalaciones del centro sanitario


La Voz / Ourense

Pese a que paritorio se cerró el pasado día 1 tras la decisión del Sergas, el jefe de área en el hospital de Verín, Javier Castrillo, atendió a la parturienta en torno a las cuatro de madrugada, junto a una pediatra de guardia enviada desde Ourense.

El bebé, que nació en buen estado de salud, fue trasladado al CHUO a las seis de la mañana; pero no hubo un traslado conjunto, ya que la madre fue derivada al centro hospitalario de la capital casi a las nueve, circunstancia que las matronas de Verín que ayudaron en el parto no comprenden. «Estuvo dos horas alejada de su bebé nada más nacer», dicen.

El parto tuvo lugar a las seis menos diez de la mañana y, según ha trascendido, la pediatra de guardia se desplazó desde Ourense después de que llamasen desde Verín. «El parto avanzó muy rápido y se tomó la decisión de hacerlo allí porque era muy arriesgado y se podía dar la circunstancia de que ocurriese en la ambulancia», aseguró la matrona, quien constató que fue un parto instrumental y el niño «nació fantásticamente y con mucha vitalidad». A pesar de ello, la pediatra fue la que tomó la decisión de mandar al bebé antes a Ourense sin la madre, «sin justificación clínica alguna».

Javier Castrillo, en el medio, junto a Sonia García y Rogelio Viñán. Son los tres ginecologos del hospital de Verín
Javier Castrillo, en el medio, junto a Sonia García y Rogelio Viñán. Son los tres ginecologos del hospital de Verín

Javier Castrillo, jefe de Ginecología del hospital de Verín: «Querían cargarme el muerto a mí» 

El responsable de Ginecología del hospital, Javier Castrillo, fue llamado hacia la una de la madrugada desde el centro. Una de las 37 mujeres embarazadas de la comarca había entrado en Urgencias a punto de dar a luz.

Una vez llegado al hospital, el ginecólogo fue informado por la matrona de que el grado de dilatación de la parturienta era de 4 centímetros. «Llamamos al CHUO para comunicar el traslado y la ambulancia estaba preparada ya. En el último momento, echamos un vistazo a la mujer y vimos que su grado de dilatación había aumentado y que el bebé estaba a punto de nacer de forma inminente», explica Castrillo. Y añade: «Por criterios de seguridad y estrictamente profesionales, decidí ante la situación creada que atenderíamos el parto en Verín, ya que el traslado podía acarrear determinados riesgos».

Asegura que entonces contactó con el responsable de Guardia del CHUO, urgiéndole el traslado de un pediatra. «Se negó a ello, asegurándome que si yo había decidido que el parto fuera en Verín que asumiera esa decisión. Sentí como que querían cargarme el muerto a mí y que se me transmitía que la decisión sobre el parto en Verín era un capricho mío. Evidentemente no era así», dice. Desde la EOXI aseguran que «non existíu, en momento algún, negativa por parte de pediatría a trasladarse ao Hospital de Verín, e polo tanto dito traslado non ten relación algunha cunha suposta intervención xudicial neste procedemento».

Castrillo asegura que, ante esta situación, llamó al juez de guardia de Verín. «Mi intención era hacerle partícipe de la coyuntura y que tuviera constancia del riesgo que podía existir y de la negativa del responsable del CHUO a enviar a un pediatra para el parto. Me atendió correctamente y tomó nota de mi solicitud», señala. Desde la gerencia de la EOXI, aseguran que «nin se comunicou, nin oral nin por escrito, que o xinecólogo de garda en Verín solicitase intervención xudicial». Desde el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Xustiza apuntaron que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Verín recibió una llamada del centro sanitario e indicó que no entendía que se tratase de una decisión judicial y que los facultativos deberían actuar según la praxis médica, teniendo en cuenta que lo prioritario era el bienestar de la madre y el bebé. 

Castrillo asegura que sí contó con el apoyo del gerente del hospital. «Poco después me llamó el gerente, Miguel Abad, para decirme que movería cielo y tierra para que enviasen un pediatra de urgencia a Verín», dice el ginecólogo. Y así sucedió, poco antes de las cinco de la mañana, momento del parto, llegó un pediatra. «Estuvo presente en el alumbramiento, que no tuvo mayores complicaciones. Él se hizo cargo del neonato», dice Castrillo. 

El ginecólogo, insistió en que el Sergas aún no envió un protocolo de actuaciones al centro de Verín ante casos como el acontecido esta madrugada, dada la inexistencia de un pediatra de guardia desde el día 1 de diciembre.

El presidente de la Diputación dice que el cierre del paritorio es «un escenario que hai que revertir»

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, reiteró su rechazo a la decisión que su partido tomó en Santiago y achacó lo sucedido esta madrugada en Verín a una consecuencia de un «escenario que hai que revertir». Baltar aseguró que los vecinos de Verín tienen «dereito a ter servizos públicos de calidade» y argumentó que la ausencia de pediatras debe ser solventada para recuperar el servicio y evitar que el cierre del paritorio se convierta en definitivo. En clave política, Baltar restó importancia a acudir o no a una manifestación convocada en Verín contra el cierre y dejó claro que en el Parlamento de Galicia no habrá fisuras entre los parlamentarios populares: «Nós, como grupo político, asumimos a decisión da maioría e por tanto non esperen ningún espectáculo como os que fan outros partidos», avanzó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Trasladan al CHUO a un recién nacido y a su madre tras un parto de urgencia en Verín