La ciudad necesita voluntarios

El Banco de Alimentos organiza los días 22 y 23 la «Gran Recogida» desde 80 supermercados de la provincia, en la capital harán falta 400 personas


ourense

El Banco de Alimentos de Ourense ultima los detalles de su campaña de Navidad, concretamente ante la búsqueda de voluntarios. Se trata de la iniciativa de mayor peso en el año debido al nivel de recaudación de productos y al alcance que tiene. «Tenemos varias iniciativas anuales y también operaciones kilo pero en esta es donde más gente se implica», afirma Natalia González, coordinadora de la asociación ourensana. De hecho, en esta campaña se proporcionan lotes de productos alimenticios, con dulces navideños incluidos, a través de 60 organismos a más de 6.000 familias de distintos puntos de la provincia. «Trabajamos directamente con parroquias de Cáritas y también con entidades sociales que atienden a personas en situación de exclusión social», cuenta. Entre las entidades que cubren están la Asociación de Toxicómanos de Ourense, la de enfermos de cáncer, la de personas sordas, Remar, Aixiña, Aspanas: «Entidades que atienden a discapacitados psíquicos de Celanova, de Xinzo, de Verín, A Rúa, O Barco... nuestra intención es llegar a todos los hogares que nos requieran».

Para que esto sea posible, lo primero es reunir la comida necesaria, algo que se consigue gracias a la Gran Recogida. Dos días -los próximos 22 y 23- en los que todos los supermercados de la provincia se llenarán de voluntarios. Ellos se encargarán de motivar la colaboración y de recoger las donaciones en los diversos puntos. «Participan todas las cadenas de alimentación que hay en la provincia y en total estaremos presentes en 80 establecimientos», dice Natalia. Solo hay un problema: se necesitan voluntarios. Personas como José Manuel Penín que dedican parte de su tiempo a colaborar. «Específicamente nos hacen falta más manos para cubrir la capital», admite. En el caso de la ciudad participarán un total de 50 supermercados por lo que serán necesarios 400 voluntarios y todavía faltan muchos para completar el aforo. «Los voluntarios pueden ser personas de todas las edades, lo único que hace falta es que quieran ayudar, que tengan ganas de estar allí y paciencia. La acción consistiría en facilitar información a los clientes que vayan a hacer la compra para que conozcan la campaña y tengan la oportunidad de proporcionar algún alimento si lo desean», añade la coordinadora de la iniciativa. La manera de apuntarse a colaborar es llamando por teléfono o a través de la web o de las redes sociales de la asociación, antes del jueves. La última etapa, la de separación de los alimentos y realización de los lotes comenzará a partir del día 25 y en ella también será necesaria la solidaridad ciudadana a modo de voluntarios, porque en el Banco de Alimentos no sobran las manos.

«La leche es uno de los alimentos que más se reparten y de los que menos hay»

Si bien es cierto que las legumbres, la pasta y el arroz son algunos de los productos cuya caducidad es más lejana en el tiempo, también lo es que normalmente se acaba cayendo siempre en ellos tres a la hora de colaborar con las distintas campañas de recogida de alimentos. «Todo hace falta y nosotros recibimos con los brazos abiertos cualquier colaboración pero es cierto que estos alimentos suelen estar en mayor volumen», explica Natalia. Precisamente para evitar que se repitan en exceso las comidas, cada año recomiendan la compra de una serie de productos concretos. «La leche es uno de los alimentos que más se reparten y de los que menos hay. La preferencia que estamos pidiendo, porque son los alimentos básicos que resuelven desayuno, comida y cena son cacao, cereales, galletas, azúcar», afirma la coordinadora del Banco de Alimentos.

Las conservas de pescado como sardinillas, mejillones, atún... tienen un valor especial: «Resuelven muy bien una comida sin la necesidad de cocinarlo, además de que son proteínas». Las botellas de aceite y los alimentos infantiles, como potitos o zumos, también son productos importantes y, por supuesto, una pequeña parte de dulces navideños.

«Nos adaptamos a su disponibilidad, tanto en tiempo como en localización»

La «Gran Recogida» tendrá lugar el próximo viernes y sábado, y contará en total con cuatro turnos de trabajo: dos mañanas y dos tardes. Todas las personas que quieran colaborar como voluntarios podrán escoger en qué jornada hacerlo y también desde qué punto, es decir, el Banco de Alimentos ofrece la posibilidad de especificar la preferencia para ayudar desde un supermercado u otro. «Nos adaptamos a la disponibilidad del voluntario, tanto en el tiempo como en la localización. Él mismo puede fijar aproximadamente su horario, aunque partimos de cuatro horas, y también puede pedir estar en un super específico o dentro de una zona concreta de la ciudad», cuenta Natalia González. Y añade: «Lo que más nos importa es cubrir las horas de mayor volumen de compra».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ciudad necesita voluntarios