Los okupas hacen de arrendatarios de los locales vacíos de la plaza

El Concello enviará este jueves un nuevo escrito al juzgado para acceder a los espacios donde algunos viven desde hace un año

;
Okupas praza de Abastos Okupas praza de Abastos

ourense / la voz

La situación es cada día peor. Los okupas se han hecho con los locales vacíos de la plaza de Abastos sin que, por el momento, nadie haya presentado una solución. A mediados del 2018, cuatro meses después del traslado de todos los comerciantes al recinto provisional de la Alameda, llegaron los primeros. De esto hace año y medio y han conseguido poco a poco hacerse con la mayoría de los locales. Tanta es la impunidad que algunos ya alquilan a otros okupas los espacios, según explican desde la gerencia de la plaza de Abastos. Son arrendatarios de un espacio que no es suyo. Han enganchado la luz al suministro público y hacen su vida en esta zona, llena de basura, suciedad, colchones quemadas y escaparates totalmente rotos. Algunos, incluso, han vallado con madera su espacio, en donde tienen animales, o han pintado las paredes.

El Concello de Ourense, propietario de estos locales, que se cedían en régimen de concesión, estudia todavía qué solución puede tomar para desalojar a los okupas de la zona, que se ha convertido en un centro de trapicheo en la ciudad. Este jueves enviarán un nuevo escrito al juzgado -ya lo hicieron el pasado mes de octubre y no consiguieron desalojarlos, para poder acceder- ya que algunos que llevan más de un año viviendo en los locales aseguran que son de su propiedad. Una vez que se consiga que abandonen la zona, esta se vallará para evitar que vuelvan a entrar. Todavía no hay fecha.

La presencia de la policía, tanto Nacional como Local, es continua en la zona debido a las peleas, algunas entre bandas que quieren hacerse con este espacio. Una de ellas tuvo lugar el pasado 3 de octubre, cuando varios hombres armados con bates y navajas se enfrentaron por, al parecer, una deuda de droga. Días antes, por el mismo problema, plantaron fuego a un local, teniendo que actuar los bomberos de la ciudad. Esta inseguridad se ha trasladado a la zona de la Alameda donde, señalan los comerciantes, se ha incrementado en los últimos meses la presencia de toxicómanos.

A esto hay que añadir los destrozos que ha ocasionado en todos los locales e incluso en el edificio principal de la plaza, cuyas ventanas y puertas han tenido que se selladas, para evitar que sigan entrando. El Concello de Ourense también ha tenido que cortar el suministro eléctrico del edificio principal; se habían enganchado a la luz, con el peligro que podría suponer.

Los okupas se cuelan en los viejos puestos de la plaza de abastos de Ourense

p. varela

Los propietarios de las tiendas cercanas piden acciones para evitar la problemática

La plaza de abastos de Ourense y los puestos colindantes tienen nuevos inquilinos. Pero no están en régimen de alquiler ni han pedido permiso al Concello. «Hasta tienen reuniones entre ellos», dice Emilio González, presidente la Asociación de Comerciantes de la Plaza. Se refiere a los okupas que paulatinamente se han ido asentando en los locales de los que antaño disponían los placeros. Negocios como floristerías y charcuterías, que habían bajado sus verjas, ahora las tienen forzadas o incluso reventadas.

Una de las primeras tiendas en caer fue la de Milagros Albitos, una empresa familiar dedicada al arte floral. Este martes, en el interior del establecimiento había luz. «Pero nós démola de baixa ao mudarnos á praza provisional na Alameda», dice una de las trabajadoras. No es el único caso en los puestos abandonados, porque varios presentan empalmes en el cableado para conectarse a contadores o alumbrado público.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los okupas hacen de arrendatarios de los locales vacíos de la plaza