El COB busca cambiar la dinámica negativa como local en el Pazo

En los últimos años apenas sumó el 50 % de triunfos ante su afición


ourense / la voz

El nuevo COB comenzó la temporada con el objetivo de convertir el Pazo en un fortín, algo que no se viene dando en las últimas temporadas, en las que el objetivo deportivo se consiguió a base de victorias fuera del Paco Paz, con unos registros a altura de los mejores equipos de la historia en la categoría. Pero en casa el aficionado ve ganar a su equipo poco, menos de lo que desearía y de lo que a la plantilla y al cuerpo técnico les gustaría.

Un extraña realidad, de difícil explicación y a la que buscar motivos o causas parece imposible, pero realmente el equipo cambia su rendimiento y su comportamiento en la pista, de jugar como local a hacerlo como visitante; y es una tónica que se viene dando en los últimos seis años como así lo demuestran los números, que de momento siguen sin cambiar.

En las siete primeras jornadas de la presente temporada, el equipo de Gonzalo García ya sumó tres victorias como visitante y una sola derrota, o lo que es lo mismo, está nuevamente entre los mejores de la categoría, al mismo nivel que los líderes como Valladolid, Palencia o Palma; pero como local solo consiguió la victoria ante Castellón y ya suma dos derrotas, ante Palencia -con buena capacidad competitiva- y la última ante Valladolid, que no dejó buen sabor de boca, ni a la afición ni al propio equipo.

No cambia la tónica

Si analizamos las últimas temporadas del equipo, solo en la 2012/2013 -precisamente la temporada del último descenso deportivo, con Rafa Sanz en el banquillo- el equipo logró terminar la liga regular con un 61 % de triunfos locales. En la época de Gonzalo García en el banquillo, en dos temporadas el equipo acabó con menos del 50 % de triunfos: la 2013/2014, con un 25 % y la 2017-2018, con un 41 %. En el resto firmó un 52% de victorias locales, siendo un registro muy por debajo de cualquier equipo de la zona media-alta, en donde se instaló el equipo en las últimas temporadas en la liga.

Aunque sea ante un candidato al ascenso como Granada, mañana el equipo quiere volver a ganar en el Pazo, por la afición y porque el objetivo de convertir el Pazo en un fortín sigue en la mente de jugadores y cuerpo técnico. Sin bajas y con la intención de regresar al buen rendimiento de las primeras jornadas, olvidando el paso de Valladolid por el Pazo, los cobistas se medirán a uno de los conjuntos con más reminiscencias del pasado. Granada cuenta en sus filas con los recordados Diego Kapelan -quien vuelve a jugar contra el COB por segunda vez tras su paso por Melilla- y Watson, que será la primera ocasión en que lo haga como contrario después de ser uno de los jugadores más carismáticos para la afición la pasada campaña. Un encuentro para marcar un punto de inflexión en las dificultades del equipo como local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El COB busca cambiar la dinámica negativa como local en el Pazo