«En unos años vamos a necesitar un Ministerio de la Soledad»

Martínez Ques ingresó en la Academia de Enfermería hablando de la discriminación al adulto mayor


o barco / la voz

De padre de Ferrol y madre mallorquina, Ángel Martínez Ques (1960, Palma de Mallorca) llegó a Ourense en 1991 para ejercer como enfermero, profesión en la que sumaba ya diez años de experiencia. Desde ayer, el trabajador del PAC de Castro Caldelas es académico de número de la Academia de Enfermería de Galicia. «Es un honor tomar parte de una institución que representa la parte más significativa de la profesión», decía.

-En su nombramiento habló de «La atención sanitaria al adulto mayor y su protección frente a la discriminación». ¿Qué pasa con la atención al adulto?

-Que a veces no es lo adecuada que debería ser. Lo de «son cosas de la edad», que te dice el médico cuando le dices que tienes un dolor, no siempre es así. La discriminación por razón de edad tiene un nombre que es ageísmo o edadismo, que tiene una amplia gama de manifestaciones, desde simples descortesías, tratos incorrectos, o la privación de la capacidad de decisión, hasta temas más graves como pueden ser los malos tratos a ancianos.

-¿Está muy extendido?

-Hay un edadismo radicado en la sociedad que parece normal el trato al anciano, que se le intenta aislar en asilos. Y eso va contra la OMS, que propone el envejecimiento activo.

-¿Se cuida más al mayor en las zonas rurales?

-En la zona rural igual tiene más protección familiar, pero se le puede discriminar por la falta de los medios asistenciales adecuados. Es un fenómeno generalizado no solo en España sino a nivel mundial, en los países desarrollados: la soledad de los ancianos. ¿Cuántas personas mueren en casa sin que nadie lo sepa? En Reino Unido se creó en enero del 18 creó el Ministerio de la Soledad.

-¿Debería haberlo en España?

-Si las cifras demográficas siguen en esta progresión, me temo que en unos años vamos a tener un Ministerio de la Soledad, o al menos un órgano ocupado a nivel institucional del problema.

-Igual no somos tan desarrollados si aislamos a los ancianos...

-A veces va a la par, que se desarrollan unas cosas y se dejan al lado otras. Vivimos en una sociedad que se mitifica la juventud, se va de espaldas a la enfermedad, a la incapacidad, y se promueven los valores de juventud.

-¿Cúal es el papel del sanitario en todo esto?

-Las enfermeras podemos actuar en cuatro niveles: cuidar cuando curar no es posible, reivindicar la igualdad para la tercera edad y que no sea una edad de tercera, desarrollar el deber natural que tenemos como profesional para ayudar a nuestros semejantes, y aunque el anciano no espere ya tiempos mejores, siga manteniendo su dignidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«En unos años vamos a necesitar un Ministerio de la Soledad»