El Valedor do Pobo se involucra en el problema de los ruidos en la calle

El Concello informó de expedientes abiertos a pubs por incumplir la ordenanza


ourense / la voz

Las reclamaciones que los vecinos del casco viejo, entre ellos los que pertenecen a la asociación Cimborrio, han enviado al Valedor do Pobo a lo largo de estos últimos meses han dado sus primeros frutos. En ellos, solicitan que la valedora, María Dolores Fernández, tome partido en la problemática del ruido en la calle, sobre todo en el centro y el casco histórico durante la madrugada de los fines de semana. Además, reclaman que interceda para que el Concello de Ourense realice los pertinentes controles de cumplimiento de licencias y que, en su caso, imponga las sanciones correspondientes.

Los vecinos ya han recibido contestación. El Valedor do Pobo les acaba de informar sobre dos de las denuncias presentadas. Se refiere a dos locales del casco histórico en que el Concello ha comprobado que realizan una actividad que no está contemplada en la licencia. En ambos casos se especifica que los expedientes están pendientes de un informe jurídico. Aunque, según denuncian los vecinos, uno de los casos está sin resolverse desde el 5 de julio. La valedora do pobo, María Dolores Fernández, explica a los vecinos que confía en que el Concello solucione la problemática de los ruidos y agradece que el ente municipal haya actuado tras el requerimiento de la institución, a pesar de que durante meses los afectados no hubieran conseguido ninguna información sobre las gestiones llevadas a cabo tras sus denuncias.

¿Esto también es botellón?

c. a.

Cada madrugada del fin de semana en Ourense, a excepción de aquellos en los que llueve, el centro de la ciudad se llena de gente

Cada madrugada del fin de semana en Ourense, a excepción de aquellos en los que llueve, el centro de la ciudad se llena de gente. Dentro y fuera de los locales. Y no hay viernes o sábado en el que la Policía Local no reciba alguna llamada de vecinos exigiendo que se acaben los ruidos. Uno de ellos, que pidió en el Concello el informe policial sobre su actuación del pasado 28 de septiembre, ha recibido respuesta. En ella, la intendente jefa de la Policía Local le informa de que los agentes recorrieron la praza do Correxidor a la 1.43 y a las 3.22 horas de la madrugada de ese día. En un informe afirman que las puertas de los locales estaban cerradas, por lo que la música no traspasaba a la calle. Eso sí, certifican, en palabras textuales, y con referencia a la 1.43 horas: «El origen de los ruidos estaba en la gran afluencia de personas que se encontraban en la calle». En el expediente que emiten casi dos horas más tarde, a las 3.22, van más allá: «Importante afluencia de personas, en su mayoría jóvenes, transitando y ocupando parte de las calles citadas (...) a la entrada o proximidades de los locales de hostelería (...) Durante el recorrido pudieron escuchar música, a un volumen no excesivo, procedente de los locales cuando entraban o salían clientes». Los vecinos se preguntan: ¿esto es botellón? Y si así fuera: ¿cómo actuará el Concello?

Seguir leyendo

El gobierno local se compromete a crear una comisión para elaborar una nueva ordenanza

Antes de un mes el Concello de Ourense tendrá en marcha una comisión para estudiar la elaboración de una nueva ordenanza de ruidos. Ese es el compromiso que este lunes dejó sobre la mesa la concejala de Urbanismo, Sonia Ogando, que respondía de ese modo a una moción presentada por el PSOE sobre este asunto. La iniciativa pedía, inicialmente, que la normativa estuviese lista en ese plazo, pero la edila dijo que era inviable. «Yo no puedo hacer milagros y usted lo sabe», dijo Ogando al portavoz socialista, Rafael Rodríguez Villarino. Finalmente, el PSOE se conformó con el compromiso de constituir una comisión. En este órgano, según precisó la concejala de Urbanismo, estarán ella misma, así como las edilas de Asuntos Sociais, Eugenia Díaz Abella, y de Seguridade Cidadá, María del Mar Fernández Dibuja. También estarán representados todos los grupos políticos, además de la Policía Local y las asociaciones de vecinos afectados.

Precisamente, Villarino recordó que la asociación O Cimborrio, del casco viejo, ha presentado centenar y medio de quejas. Esta problemática, según dijo el nacionalista Luis Seara, se reproduce en otras localidades pero en la mayoría de ellas sí se toman medidas. José Araújo, de Ciudadanos, pidió que de forma inmediata se apruebe la prohibición del botellón y reclamó «máxima delicadeza» con los hosteleros por la actividad económica que generan en la ciudad. Sonia Ogando reivindicó, por su parte, el trabajo realizado durante el último mes para dar respuesta a la problemática de los ruidos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Valedor do Pobo se involucra en el problema de los ruidos en la calle