Los pediatras del hospital de Ourense se ven obligados a posponer 1.200 consultas

El jefe del área en el CHUO admite una «incomodidad» con la situación actual y la carencia de especialistas


ourense / la voz

«Dificultades hay. Estamos cubriendo guardias en Verín y O Barco». Lo confirma el jefe del servicio de Pediatría del CHUO, Santiago Fernández Cebrián: el área pasa actualmente por apuros y la carencia de profesionales que cubran las bajas o jubilaciones en los hospitales comarcales. Cebrián cifra en 1.200 el total de consultas aplazadas actualmente por sobrecarga de trabajo.

En el Hospital Universitario de Ourense trabajan un total de 23 facultativos, pero no todos están operativos: las excedencias o bajas temporales están laminando la capacidad del servicio para afrontar una demanda creciente. Con todo, Cebrián insta a no desesperarse. «Sé que la gerencia del área sanitaria provincial está trabajando para solucionar el problema. Entendemos el malestar de todo el mundo, pero nosotros luchamos por los niños a muerte», explica.

El panorama no se antoja sencillo si se atiende a que el aumento de trabajo ha venido derivado, por ejemplo, de la imposibilidad de contar con especialistas en Verín, donde la reciente jubilación del encargado dejó un vacío aún por cubrir. A finales de junio, el Sergas convocó dos plazas de pediatría de carácter temporal que, a mediados de agosto, declaró desiertas. «Ahora mismo, no hay pediatras en situación de paro. Y estamos cargándonos más para evitar desfijar más citas», dice Cebrián.

En O Barco, mientras tanto, aguardan el regreso del facultativo adscrito allí, de baja paternal y cuyo regreso se estima a mediados del mes de noviembre.

«En la situación que está Adolfo, cualquier enfermedad se le amplifica»

p. varela

María del Carmen Pérez, madre de un niño que padece trastorno del espectro autista, ha iniciado una campaña en Internet para pedir apoyo

Adolfo Simón, ourensano de seis años, padece trastorno del espectro autista (TEA), epilepsia refractaria e hipertiroidismo desde su nacimiento. Ahora, la familia del niño se ha encontrado con que varias de las consultas programadas para estos meses están canceladas. «Tiene un 79 % de discapacidad y, en el caso de la epilepsia, hemos conseguido llevarlo a Santiago», explica su madre, María del Carmen Pérez.

Pero el pasado mes de septiembre, con una cita en neumología concertada para el 4 de octubre, recibió la llamada del CHUO para indicarle que quedaba suspendida sin una fecha de sustitución. «Me dijeron que estaría así hasta nuevo aviso. Y sigo esperando», dice. Lo mismo ha pasado con otra convocatoria para rehabilitación infantil que el niño tenía en Piñor el próximo 28 de noviembre. «También la han cancelado, pero en este caso no se me llamó para notificarlo», se queja María del Carmen, que ha iniciado una campaña en el portal Change.org para reclamar «una atención pediátrica digna para los niños de Ourense». Este miércoles, superaba las 2.500 firmas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los pediatras del hospital de Ourense se ven obligados a posponer 1.200 consultas