La mitad de los que ingresan por gripe en el CHUO están sin vacunar

El año pasado la enfermedad causó 104 ingresos y 14 muertes en Ourense


ourense / la voz

La gripe causa en Ourense cientos de ingresos hospitalarios, multiplicando las consultas en los centros de salude, servicios de Urgencias y Puntos de Atención Continuada. Esta es la razón por la que la gerencia del Sergas en Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras elaboró un plan de actuación, que recoge las acciones y recursos que se deben movilizar en función de los diferentes escenarios en los que se presente este año la epidemia, teniendo en cuenta que la enfermedad causó el año pasado 14 muertes y 104 ingresos en la provincia, a las que hay que sumar las más de cuatro mil personas que recibieron otro tipo de asistencia sanitaria. En el caso de Ourense, además, la incidencia de la epidemia estacional es especialmente significativa teniendo en cuenta el envejecimiento de la población, con mayor riesgo de complicaciones en pacientes con procesos previos y la descompensación en pacientes crónicos.

El plan contempla tres aspectos clave: prevención, vigilancia y medidas operativas. Pero, según explicó el director de procesos asistenciales, Javier Puente, la vacunación es el método más efectivo para limitar la incidencia de casos y los costes en vidas, deterioro de la salud, problemas sociales, laborales e de sobrecarga del sistema sanitario público durante la epidemia. Por este motivo, la gerencia llevará a cabo campañas específicas de concienciación e iniciativas concretas para promover la vacunación entre el personal, que tendrá acceso a la misma una semana antes que la población en general.

Las medidas operativas se organizarán a través de los centros de salud y de los servicios hospitalarios, especialmente aquellos con mayor frecuentación durante la pandemia, como neumología, medicina interna e Urgencias. Según explicaron, para limitar en lo posible la sobrecarga asistencial, este año se hará un especial esfuerzo en la captación de pacientes por parte de servicios de hospitalización a domicilio y los hospitales de día, procurando alternativas asistenciales sin ingreso. Y cuando este sea indispensable, mediante la habilitación ordenada de áreas de expansión y refuerzo de personal, siempre con criterios rectores y con carácter de transicional con vistas a la hospitalización convencional.

Áreas de expansión

Cuando el incremento de la demanda asistencial haga preciso aumentar las camas disponibles está previsto, como en años anteriores, hacer uso de las áreas de expansión. Unas unidades de hospitalización que se habilitarán y dotarán, en términos sanitarios y logísticos, para acoger el ingreso de los pacientes que lo precisen. Funcionarán como áreas de tránsito, hasta que el servicio responsable tenga disponibilidad de camas. Esta estancia será temporal y limitada en el tiempo. Esta ampliación de la capacidad de ingreso en el hospital universitario de Ourense se centrará preferentemente en dos salas de preingreso, próximas al servicio de Urgencias. Además en este centro, en situación de sobreaforo, está previsto habilitar zonas de expansión de la hospitalización, también de carácter temporal, preferentemente para pacientes de Medicina Interna y para los que se prevea una corta estancia. La mitad de los ourensanos que ingresó en el hospital con gripe en la pasada fase de la epidemia no se habían vacunado. Cuanta más gente lo haga , subrayan los expertos, mayor es la eficacia de la vacuna. Aun así, Ourense está en un nivel muy aceptable de vacunación, pero no se debe bajar la guardia.

«Es importante que las personas cuidadoras tengan la máxima prevención»

José Antonio Ortigueira, director de procesos de soporte y coordinador del plan para la epidemia de la gripe en Ourense, señala que el personal médico lo ha estructurado en base a la experiencia y resultados del año pasado y que cree que en esta ocasión sera más operativo.

Aun así, ahondó en que lo principal es la prevención y una vez que se contrae hacer que la gravedad se aminore. Por eso, la vacunación es primordial. «Debemos evitar la diseminación del virus y el contagio. Es fundamental el lavado de manos, la protección a la hora de toser, no hacerlo hacia los demás y taparse con un pañuelo. El virus se transmite por las gotitas de saliva cuando hablamos y se dispersan a la distancia de un metro. A partir de ahí caen», explica Jose Antonio Ortigueira. El coordinador del plan subraya que los cuidadores personas mayores debe tener mayor prevención: «Es importante que las personas cuidadoras se vacunen para no transmitir la enfermedad. Tienen que exagerar sus medidas de higiene». El año pasado hubo días puntales de la epidemia en los que el CHUO tuvo una ocupación del 106 %. «Por encina del 95 % trabajamos muy apurados. Con medidas de higiene y con la vacunación, la tasa baja», afirma.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mitad de los que ingresan por gripe en el CHUO están sin vacunar