Artistas del trampolín


Hay deportes que se ganan la fama de minoritarios por parámetros difíciles de comprender. De hecho, si no hay cuota fija de pantalla televisiva -en prime time, por supuesto-, todo parece nimio. Por mucho que a veces las apariencias engañen.

Ni siquiera es el caso de la gimnasia, porque en casi cualquier punto de nuestro país podemos asistir a polideportivos abarrotados para ver una competición o gala y hasta entrenamientos, si me apuran. En este caso es, quizás, el desconocimiento el que resta protagonismo a una disciplina de las más seguidas durante los Juegos Olímpicos, por citar solo un ejemplo.

Y en Ourense nos quedaríamos cortos, si no le diéramos la máxima relevancia a aquellos años del Club 2000 de Aurora Martínez y Antonio Prada o a las hazañas de Marta Bobo y Pino Díaz, acompañadas de otras deportistas de primerísima fila. La gimnasia deportiva, la rítmica o el trampolín tienen una cuna de oro en la provincia. Y basta con aludir a la última de ellas para oír los ecos del reciente Campeonato de España, en Valladolid. El Ximnasia Pavillón y el Burgas son dos escuelas de gran prestigio en todo el país y volvieron a atesorar títulos individuales y colectivos, tanto a nivel de Base como de Élite.

Los pabellonistas acapararon las miradas de formaciones que se entrenan en centros de alto rendimiento, con los que solo sueñan los ourensanos. Y las superaron en distintas clasificaciones. Aquí, toca seguir esperando a que se alineen los astros para levantar un pabellón de gimnasia, manido en muchos programas políticos. Es lo que hay.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Artistas del trampolín